Washington sigue apretando y logra su quinta victoria consecutiva


Los Wizards están a un paso de entrar en puestos de play-in tras igualar su mejor racha de la temporada. Los de la capital, descartados por casi todos desde el salto inicial del curso, acumulan con la de anoche ante Oklahoma cinco victorias consecutivas que les sitúan con un récord de 24-33, justo el mismo que tienen los Chicago Bulls.

Contra los Thunder, equipo que acumula 11 derrotas consecutivas, no tuvieron demasiados problemas. Washington empezó dominando y en el segundo cuarto logró una renta de hasta 17 puntos. La noche parecía encarrilada, pero los visitantes reaccionaron y lograron ponerse a un solo punto. La segunda parte fue parecida. OKC volvió a amagar con darle la vuelta al partido, pero se quedó corto antes de ver a su rival poner tierra de por medio para vivir una calmada recta final.

El máximo anotador de los Wizards fue Bradley Beal con 30 puntos, a quien siguió Davis Bertans con 21 desde el banquillo. Tampoco faltó a la cita el triple-doble de Russell Westbrook. En esta ocasión fueron 13 puntos, 11 rebotes y 17 asistencias para estar cada vez más cerca de Oscar Robertson, quien tienen 181 triples-dobles por los 172 que acumula ya Westbrook.

“Es una gran sensación saber que lo estamos resolviendo, los muchachos están creciendo y están comenzando a jugar baloncesto de alto nivel. Definitivamente lo peor de esto es que suceda algo así cuando estamos ya en el final de la temporada”, explica Beal sobre un equipo que ha ganado siete de sus últimos ocho partidos.

OKC, sin Dort

A perro flaco, todo son pulgas. Oklahoma está haciendo de tal frase su statu quo. Habiendo perdido 14 de los últimos 15 encuentros disputados, llevan desde el 24 de marzo sin Shai-Gilgeous Alexander y anoche jugaron además con la baja de Luguentz Dort. Ante tales ausencias fue Darius Bazley quien tomó el mando con 26 puntos, máxima anotación de su carrera. No fue suficiente, pero Mark Daigneault, entrenador del equipo, se mostró satisfecho por el esfuerzo.

“Esta noche supuso un gran progreso para nosotros. Fue un viaje difícil. Llegamos tarde. Estábamos sin Luguentz, obviamente, y tampoco estaba Isaiah Roby, y estos muchachos compitieron igualmente. Realmente jugaron esta noche. En el segundo cuarto fuimos muy competitivos”, destaca.

(Fotografía de Patrick Smith/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.