WEEK 1: Sabrina Ionescu, capítulo I, inicio perfecto para la WNBA


Tienen en la WNBA la idea de que esta temporada, la número 25 de su historia, va a marcar la entrada a una nueva fase, una de mayor notoriedad y repercusión para la liga. Hay datos que alientan la esperanza: las finales del año pasado entre Las Vegas Aces y Seattle Storm tuvieron un 15% más de rating en televisivo en EEUU respecto a las de 2019. Tras la primera semana de esta campaña 2021, tenga esto más de wishful thinking o de realidad, ha quedado claro que la WNBA cuenta con el catalizador perfecto para el despegue hacia esa nueva era: Sabrina Ionescu.

La WNBA necesita titulares, récords, noticias, highlights, y la jugadora de 23 años de las New York Liberty se lo ha dado todo en tres partidos. Y si la pasada temporada fue un mero prólogo para su etapa profesional —se lesionó en el tercer encuentro y no pudo jugar más en todo su año de debut—, el capítulo I de la novela de Sabrina Ionescu quiere engachar al lector. Desde ya.

Decía Ernest Hemingway que las novelas deben comenzar con una frase sincera, y ahí estaban el pasado viernes 14 de mayo, las New York Liberty, abriendo el libro de la campaña 2021 con el partido inaugural. Enfrente, un rival que parecía llamado a las mismas bajas cotas que ellas: las Indiana Fever. El partido comenzó espesito, y parecía que Ionescu no acababa de arrancar. Repartió juego (11 asistencias por solo dos pérdidas), pero estaba fallona en el tiro. La larga inactividad, las lesiones, afirmaban los comentaristas.

Pero llegó el final de partido. Las New York Liberty perdían de tres puntos. Y Ionescu, que llevaba un 5-16 en tiros hasta ese momento, metió un triple. Cuando quedaban tres segundos para acabar el encuentro y parecía abocado a la prórroga, otro, este ya para el recuerdo. Tiene esa sangre fría de las estrellas generacionales. Y cuando la entrevistaron tras ganar el partido, la frase sincera: “I wanted it”.

El domingo, segundo partido de la semana para las Liberty, otra vez el mismo rival: Indiana. Las de Nueva York tenían a tiro igualar su récord de victorias de la temporada pasada (que finalizaron con un paupérrimo récord de 2-20). Así hicieron. Betnijah Laney, con 23,3 puntos en los tres encuentros de la semana, dejó nuevas muestras de que es otra jugadora con una clase ofensiva como pocas en la liga. Y ahí, en los dos primeros partidos, todo el equipo rastros de un juego colectivo temible ante el aro rival.

Ya para la noche del martes 18 quedó la apoteosis, el cierre perfecto al capítulo I. Duelo ante las Minnesota Lynx. Nueva victoria, inicio de temporada impoluto con un 3-0, liderato temporal y, sobre todo, Sabrina Ionescu, que no se baja de los titulares. Esta vez, por el primer triple-doble de su carrera: 26 puntos, 10 rebotes, 12 asistencias. Se convirtió así en la más joven en hacerlo en la historia de la liga. Y lo que asusta más: la WNBA solo ha contado 9 triples-dobles en sus 25 años de historia; Ionescu lo ha hecho en su sexto partido.

El capítulo I de Sabrina Ionescu ha atraído ya a propios y extraños. Hace unas semanas, ningún experto daba a las Liberty como candidatas a nada, más que a divertir. Y así como ha quedado claro que eso lo van a hacer, ahora pululan en el ambiente preguntas sobre qué más pueden conseguir. Además, sucede que al equipo todavía le falta su refuerzo más importante en esta temporada, Natasha Howard, que viene de ganar la liga italiana y se incorporará estas semanas a la disciplina del equipo.

La WNBA se frota las manos. Sabría Ionescu puede ser su despegue hacia un nuevo territorio. Por delante, las de Nueva York se enfrentan al primer rival de entidad este domingo, a las 19:00 hora española, las Chicago Sky de Candace Parker y Courtney Vandersloot. Llega el capítulo II: primer toque de piedra.

Nadie empieza una novela por la mitad, o sea que mejor engancharse cuanto antes a esta.

Tres apuntes

  • Campeón y finalista firman tablas: La semana inaugural de la WNBA ha dejado también un doble enfrentamiento entre las recientes campeonas, las Seattle Storm, y las finalistas y mayores candidatas a derrocarlas, Las Vegas Aces. El primer partido se lo llevaron las Storm, el segundo las Aces. Hubo también tablas en el duelo de MVPs: 21 puntos, 8 rebotes y 4,5 asistencias de media para A’Ja Wilson; 27 puntos, 12 rebotes y 1 asistencia para Breanne Stewart.
  • Astou Ndour y las Sky: Las Chicago Sky (2-0, tras esta primera semana) ya apuntan a su duelo entre imbatibles con las New York Liberty del domingo. En su segunda victoria y debido a la ausencia de Candace Parker, fue Astou Ndour la que cumplió en la zona para las de Chitown: 15 puntos, 11 rebotes y 3 tapones para la única española de la WNBA en este 2021.
  • Connecticut Sun, a la chita callando: Las de la ciudad de Uncasville, allá junto a la desembocadura del río Oxoboxo —pero qué frase, es imposible no querer escribirla—, no reciben tantos titulares, ni tienen tantos récords como sus vecinas de Nueva York, pero ahí están: 3-0 tras la primera semana y liderado compartido con las Liberty. DeWanna Bonner, a sus 33 años, está por ahora en la temporada de su carrera: 20,3 puntos, 6,3 rebotes, 4 asistencias y un 60% (¡!) en triples.

(Fotografía de portada de Sarah Stier/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.