WEEK 10: Seattle, Las Vegas, Connecticut; tres franquicias y un destino


La WNBA está de vuelta. Ha sido un mes de parón olímpico, EEUU se ha subido a ese primer cajón del podio del que no se ha bajado desde Atlanta 96 y, tras el regreso de Tokio, las jerarquías de la temporada 2021 se mantienen. Ahí, en lo alto: Las Vegas Aces, Seattle Storm, Connecticut Sun. Por detrás, el resto.

Cada una de las tres franquicias líder ha hecho gala de sus argumentos para ser considerada favorita al anillo en esta décima semana. Fiabilidad en partidos importantes. Jugadoras a un nivel superlativo. Plantillas con recursos casi que infinitos. Veamos.

Connecticut y JJ: (casi que) infalibles

Si hubiese que decidir quién es el equipo más en forma en este momento de la competición, no caben dudas: Connecticut Sun. Las de Uncasville han disputado tres partidos de liga regular esta semana y los han ganado todos de forma convincente.

En el primero arrasaron con Dallas Wings por 30 puntos. En los otros dos tumbaron al que hasta ahora era el equipo más en forma de la WNBA: Minnesota Lynx. La fórmula de las victorias ha sido la misma. Defensa. La candidata al MVP, Jonquel Jones, haciendo el habitual doble-doble de Jonquel Jones. Y aquí 30 puntos de DeWanna Bonner, allá 19 de Jasmine Thomas.

Las Sun lideran la WNBA con un récord de 17-6. Y lo más importante: si no se tienen en cuenta los partidos que Jonquel Jones se perdió por acudir al Eurobásket, este sería de 15-3. Se diría que son el mejor equipo del momento. De no ser porque…

Seattle y la fiabilidad

De no ser porque Seattle da la sensación de ser imbatible en partidos en los que se juega todo. El regreso oficial a la competición tras el parón olímpico se produjo con la final de la Comissioner’s Cup, una especie de copa que se inauguró este año. El encuentro se disputó el pasado jueves 12 de agosto entre Seattle Storm y Connecticut Sun. ¿Quién ganó? Las Storm, claro.

La intriga no duró demasiado. Seattle solucionó la papeleta en el tercer cuarto de un partido en el que ambas franquicias se jugaban medio millón de dólares en premios. Sue Bird, Breanna Stewart, Jewell Loyd y Katie-Lou Samuelson se pusieron en modo crucero y avasallaron a las Sun a base de triples y contraataque.

Tras su enésimo título de los últimos años, tanto Stewart como Bird se han tomado unos días libres. Se ha notado. Las Storm cayeron ante Chicago Sky el domingo pasado. El miércoles lo hicieron ante las New York Liberty. Su récord en los últimos diez partidos es un discreto 5-5. Y, por primera vez en la temporada, han caído de los dos primeros puestos de la tabla que otorgan una clasificación automática a la segunda ronda de playoff.

¿Dudas? No demasiadas, la verdad. Siempre que llegan los partidos a todo o nada semeja que nadie puede batir a las Storm.

Profundidad es la palabra en Las Vegas

Aunque si hay alguien llamado a tumbar a las Storm este año, esas son Las Vegas. El papel de favoritas al título no les está pesando a las Aces, que se mantienen líderes empatadas con Connecticut. Y su mayor argumento es claro: una profundidad de plantilla sin parangón.

El partido del regreso tras el parón olímpico lo ganó Chelsea Gray. En su primera temporada con las de Nevada, la base está demostrando que lo que echaba en falta esta franquicia era una jugadora como ella. Gray ordena. Gray pasa. Gray tira. Y, por si fuera poco, Gray es la jugadora clutch, la que se juega los tiros más calientes. El domingo pasado, ante Washington, otra vez. Canasta a falta de 5 segundos. Victoria por un punto.

Fue una gran forma de celebrar su oro olímpico con la selección de EEUU. Una medalla que también se llevó hasta Las Vegas A’Ja Wilson, que sigue en modo martillo pilón: promedios de 19,5 puntos, 14 rebotes, 4 asistencias y 1,5 tapones esta semana. Pero la campeona olímpica que marcó la segunda victoria de la semana ante Washington fue otra.

Kelsey Plum, oro en el torneo olímpico de básket 3×3 con EEUU, le dio otro remache más a su candidatura a mejor sexta mujer del año el pasado martes. Plum finalizó el partido con 24 puntos, 5 asistencias, un 3-4 en triples. Promedia cerca de 15 puntos en la temporada. Es el año de su confirmación.

Al rendimiento de Wilson, Plum y Gray hay que sumarle la gran temporada de Riquina Williams. La presencia de Dearica Hamby, mejor sexta mujer las dos pasadas temporadas. Y, sobre todo, el papel de Liz Cambage. La australiana renunció a los Juegos Olímpicos por motivos de salud mental y parece totalmente centrada en su destino: el anillo. En su camino, Connecticut Sun y Seattle Storm.

Tres apuntes

  • Phoenix Sun, a la chita callando: La lesión de Diana Taurasi y un comienzo dubitativo de temporada parecía colocarlas lejos de los primeros puestos de la clasificación, pero las de Arizona ya están ahí. Tres de tres después del regreso a la competición y el cuarto puesto de la tabla, en manos de las Lynx, a tiro.
  • Semana agridulce para Astou Ndour: La jugadora española de Chicago Sky ha regresado de los Juegos con una semana agridulce. Fue titular en la victoria frente a Seattle Storm del pasado domingo y acabó con cinco puntos. Dos días después, el panorama cambió en la derrota ante Dallas. Salió del banquillo y se quedó en 0 puntos.
  • Elena Delle Donne está de vuelta: Parece ser que el regreso de Elena Delle Donne a las pistas tras las finales 2019 está más cerca. Según The Washington Post, la jugadora de las Mystics está más cerca de debutar tras el parón. Las capitalinas solo deben saber ahora si la belga Emma Messemann también regresará para la segunda mitad de temporada.

(Fotografía de portada de Norm Hall/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.