WEEK 4: La WNBA se abona al suspense del buzzer beater


Es cuestión de modas. En ocasiones, es como si alguien en Hollywood dijese: “ahora toca ir por aquí”. Y venga producciones de apocalipsis zombis. O de extraterrestres. O de superhéroes. O remakes de cine negro nórdico. Parece que esa misma persona se ha puesto al mando también de la WNBA en este 2021. Su decisión ha sido la de convertir la edición número 25 de la liga en una continua obra de suspense, en un homenaje a Alfred Hitchcok. Y venga suspense.

Analistas, jugadoras y aficionados coinciden en que nunca se había visto tal cosa. En este primer tercio de campaña, el número de partidos que se han decidido en los últimos minutos, en resultados apretados, ha estado por encima de lo habitual. No solo eso, sino que unos cuantos lo han hecho con canastas sobre la bocina. Es, por ahora, la temporada del buzzer beater.

Lejos de menguar, la tendencia ha aumentado en esta cuarta semana de temporada regular. Los días que llevamos de junio nos han dejado tres canastas sobre la bocina y el que, por ahora, es el apogeo de esta campaña: un doble enfrentamiento entre las Seattle Storm y las Dallas Wings, decidido con sendostriples en los últimos segundos.

Visto en perspectiva, lo cierto es que la cosa ya apuntaba maneras desde el principio. Desde la primera noche de competición de este 2021, temporada en la que se está jugando sobre la bocina.

Taurasi y Ionescu inauguran la temporada

Porque la noche inaugural del 14 de mayo tuvo, ya, su buena ración de suspense, un tentempié ante lo que estaba por llegar. El primer bocadito se dio en Brooklyn, con ese comienzo espectacular que saborearon las New York Liberty y Sabrina Ionescu en las dos primeras semanas de competición.

Ahora, la nueva estrella de la WNBA y su equipo ya no se las promete tan felices, ni a nivel colectivo —tras un 5-1 de inicio, las Liberty han perdido sus tres últimos partidos— niindividual —Ionescu ha promediado en esas tres derrotas 5 puntos y un 20% en tiros de campo—. Pero Sabrina recuperará su mojo. Su equipo se levantará de su mano y de la de Natasha Howard, ausente por lesión. Y mientras, a modo de vídeo motivacional, le quedará esta canasta. La que abrió la temporada de buzzer-beaters…

…junto a Diana Taurasi. Porque la veterana de 3000 guerras, en esa misma jornada, ya empezado la temporada con un triple a falta de pocos segundos. Ella, a los pocos partidos, se lesionaría con una fractura de esternón. Será baja unos meses, pero en la franquicia de las Phoenix Mercury esperan poder alcanzar los playoff pese a todo.

La cosa pinta bien: 5-4, y cuartas en la clasificación. Tanto Skylar Diggins-Smith como Brittney Griner, una de las pívots más dominantes del planeta, están rindiendo a un gran nivel. Y para ocupar el puesto de Taurasi en ese big three, la que ha dado un paso adelante ha sido Kia Nurse: en los últimos cuatro partidos, 15 puntos de media y un 41,4% en triples.

Kia Nurse, for the win

De hecho, para abrir un mes de junio espectacular, la propia Kia Nurse, encontró una manera perfecta de decir que el trabajo de sustituir a Diana Taurasi no le queda grande: con su particular buzzer beater. Como diciendo tranquilas, chicas, que aquí estoy yo.

Fue el pasado 1 de junio. Phoenix caía ante las Chicago Sky por seis puntos a falta de un minuto. El partido se apretó. Y con las Mercury dos abajo en el marcador a falta de 4,7 segundos, el balón cayó en las manos de Nurse, bajo su propio aro. Seis botes. Dos pasos. Y pam. Triple y partido para las Mercury.

¿No Taurasi? No problem.

Locura entre Dallas y Seattle

Pese a todo, lo mejor en esta serie de suspense estaba reservado para esta cuarta semana. Para el doble enfrentamiento entre Dallas Wings y las Seattle Storm. Los precedentes entre ambas franquicias invitaban al optimismo. El 22 de mayo, en su primer duelo, las de Seattle ganaron por tres puntos, en la prórroga. Arike Ogunbowale, estrella de los Wings, falló un triple frontal en los últimos segundos para forzar el empate.

Parecía difícil que los partidos fuesen a estar más apretados. Pero así fue.

El pasado viernes 4 de junio, nueva prórroga. A falta de 40 segundos, las Seattle Storm caían por 2 puntos. La bola para Jewell Loyd, penetración, canasta fácil. El marcador no se mueve hasta que restan 0,8 segundos. Balón en banda para las Storm. Loyd que sale de bloqueos. Catch-and-shoot. Triplazo.

La venganza ni siquiera se sirvió fría. Dos días después, el 6 de junio, las Wings marchaban dos abajo en el marcador a falta de 4,7 segundos. Estaba a punto de ser la tercera derrota consecutiva a manos de Seattle en dos semanas. Arike Ogunbowale recibió el balón. Un tiro complicadísimo, más difícil que el que había fallado días atrás. Le dio igual. Triplazo.

El enfrentamiento sirvió para poner sobre la mesa el duelo entre las que posiblemente sean las dos escoltas más excitantes de la liga. Ogunbowale, de 24 años y máxima anotadora en 2019, y Jewell Loyd, que a sus 27 primaveras cada vez cuenta con más galones en la estructura Storm. En lo que va de temporada, 19,1 puntos de media para la primera, 20,4 para Loyd. 4-5 para el joven equipo de Dallas, 8-2 para las Storm, líderes de la liga. Y eso sí, empate a buzzer beaters: 1-1.

Parecería que alguien está dirigiendo todo esto entre bambalinas. Si es así, que siga.

Tres apuntes

Jonquel Jones, again: Junto a la propia Jewell Loyd, escogida jugadora de la semana en la Conferencia Oeste, la ganadora en el este ha sido, nuevamente, Jonquel Jones. Su equipo, las Connecticut Sun, siguen viento en popa a toda vela (8-2, líderes junto a las Storm) y Jones es, en estos momentos, máxima candidata al MVP de la temporada. En sus dos partidos de esta semana, promedios de 27 puntos, 10 rebotes y 2 tapones.

Indiana, fuera de la pelea: Todo está muy abierto en esta campaña 2021. Tras un tercio de liga regular, solo se puede descartar a uno de los doce equipos para la lucha por los playoff: las Indiana Fever. Con un récord de 1-10 y un equipo que no acaba de arrancar, parece que las hoosiers ya pueden empezar a poner visos en la 2022.

Astou Ndour se va, vuelve Candace: Astou Ndour, la única representante española en la WNBA, dejó esta semana Chicago para unirse a la selección, con la que disputará el Eurobásket. Por suerte para las de Chitown, Candace Parker ya está de vuelta, a la que Ndour sustituyó con garantías en este inicio de temporada: 10 puntos, 7,6 rebotes y 1 tapón en nueve partidos, siete como titular.

(Foto de portada de Julio Aguilar / Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.