Westbrook podría volver el domingo tras el 0-2 de los Thunder

0-2. Oklahoma City no ha empezado la temporada precisamente con buen pie. A su derrota en la jornada inaugural en el Oracle Arena de los Warriors se sumó su tropiezo en la noche del viernes en Los Angeles. Los Clippers se impusieron a los por 108 a 92 y nuevamente se repitió el patrón del martes: Oklahoma City termina los partidos jugando peor.

Si el martes ante Golden State los Thunder hicieron su peor cuarto en el último (21 puntos), esta vez han repetido mala actuación, quedándose en unos pobres 15 tantos frente a los 37 que lograron los Clippers. 22 puntos de diferencia que sirvieron para remontar y aplastar a los visitantes.

“No hay pánico, aún tiene que volver a nuestro equipo uno de los mejores jugadores”, dijo tras el encuentro. “Pero tengo que sumir la presión que conlleva. Tengo que conseguir preparar al grupo y que estén listos”.

George completó una noche para olvidar al fallar 20 de sus 27 tiros, incluyendo 8 errores en 11 triples intentados. El alero terminó con 20 puntos, 8 rebotes y 4 asistencias.

Al rescate Westbrook

Así que los Thunder no pueden permitirse muchas más derrotas para empezar el curso y está apurando el proceso de recuperación de su lesión de rodilla. Según indicaron ayer tanto ESPN como The Athletic, Westbrook ya ha sido autorizado para realizar en entrenamientos de cinco contra cinco con contacto y podría volver a jugar un partido oficial este mismo domingo ante Sacramento Kings, equipo que también marcha on un 0-2 en la clasificación.

El periodista Royce Young asegura que Westbrook realizó un buen entrenamiento el viernes, pero el base decidió no apresurar su retorno contra los Clippers en el Staples Center y podría ser el estreno de Oklahoma City como local esta temporada el momento en el que regrese al cinco inicial.