Westbrook se lleva la victoria en su reencuentro con Oklahoma

El base All-Star se enfrentaba por primera vez al que había sido su único equipo en la NBA durante 11 temporadas

Se veían las caras en el Toyota Center dos bases que el curso pasado vestían camisetas inversas. , tras 11 temporadas como jugador de Oklahoma City se enfrentaba al equipo de su vida, ahora dirigido por , quien a su vez se reencontraba con unos en los que a punto estuvo de alcanzar las Finales de 2018. Hubo emociones sí, pero lo que cuenta, la victoria, caería del lado de los de Texas por 116-112.

Fue un partido ajustado en el que Houston tuvo que remontar tras un gran comienzo de OKC. Shai Gildeous-Alexander, tal y como ya nos tiene acostumbrados, tomó la batuta de los suyos nada más empezar para conducir un parcial que en el primer cuarto quedaría 22-35 para los Thunder. El escolta se acabaría yendo a los 22 puntos y 9 rebotes, mientas que desde el banquillo Dennis Schroder aportaría otros 22. Chris Paul por su parte no pasaría de 15 puntos.

Lo cierto es que Oklahoma funcionó, tanto es así que hasta la segunda parte, cuando Houston logró un parcial de 17-4, no se vieron superados en el electrónico. Gran parte de la culpa de esa remontada estuvo en las manos de , y más exactamente en sus tiros libres. El MVP de 2018 firmó 40 puntos, pero 21 de ellos llegarían desde la línea de personal (incluyendo cuatro que cerraron la noche). No es un dato baladí, ya que si él convirtió 21 tiros libres, Oklahoma se quedó en 17…

Tampoco falló en tan importante noche Russell Westbrook. El base, quien tras el partido iría al vestuario visitante para, como él mismo ha dicho, ver a sus amigos, acabó el encuentro con 21 puntos, 12 rebotes y 9 asistencias para rozar un nuevo triple-doble. Como tercer espada apareció P.J. Tucker con 17 puntos (5 triples) y 9 rebotes.

Homenaje a Paul

Chris Paul pasó únicamente dos cursos en Houston, pero fueron muy buenos –sobre todo el primero–. En la franquicia de Texas no olvidan que su llegada les acercó mucho al objetivo de ser campeones, y por ello en un tiempo muerto del primer cuarto proyectaron un vídeo con algunos de sus mejores momentos al que no le faltó la ovación final de los aficionados.

“Estoy extremadamente agradecido. Estos aficionados siempre fueron geniales conmigo y mi familia. Algunas de las personas que hoy están aquí se llegaron a convertir en parte de mi familia. Trato de mantenerme en contacto con aquellos que estreché lazos”.

(Fotografía de Bob Levey/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Un tiro libre de Donovan Mitchell en el último segundo permite a los Jazz asaltar Phoenix

Siguiente