Westbrook: “Todavía no estamos ni sanos al cien por cien, eso es lo que da miedo”

Golpe encima de la mesa de los Houston Rockets en territorio Clippers. Victoria frente a uno de los grandes rivales en la Conferencia Oeste 40 puntos de Russell Westbrook, su actuación más honda con la camiseta de su nuevo equipo. El base titular de Mike D’Antoni pudo sacar pecho por fin, a gusto, tras un inicio de temporada de aclimatación a su novedoso entorno.

Parece que como no ha resultado precedente hasta el momento este curso, los Rockets permitieron a Westbrook ser sí mismo. Correr como alma que lleva el diablo y jugarse los tiros que le diera la gana. Lo que es él, físico y mentalidad ganadora infinitas. Russ emitió un total de 31 lanzamientos a canasta por los 16 que intentó James Harden.

Papeles cambiados, el escudero haciendo de presidente en funciones y viceversa. Y les funcionó, pues doblegaron a unos Clippers que asustan con su solo acto de presencia.

Tras el encuentro, Westbrook, con el pecho repleto de oxígeno tras su mejor anotación de la temporada, se animó a adelantar una versión de Houston mucho más profunda, optimizada.

“Todavía no estamos ni cien por cien sanos. Esa es la parte que más miedo da”, pudo alegar Westbrook y recogió el portal The Athletic.

Lesiones y más

Ciertamente, a los Rockets les está faltando la dote que a Eric Gordon y Gerald Green les correspondía en el juego exterior del equipo.

Especialmente preocupante resulta la lesión de Green, quien podría estar fuera toda la temporada por su fractura en el pie. En su lugar (no es poca cosa), Houston ha alumbrado la resurrección de Ben McLemore (15,8 puntos en diciembre), que ha vuelto a ser útil en la NBA tras varios años con un rol de lo más residual en la Liga. Ha resucitado para la causa, para la temporada regular; sin embargo la consciencia popular empuja a pensar que en playoffs no será suficiente con McLemore o Danuel House, los lesionados tienen que regresar mejor que nunca.

Y hasta no es descartable que Houston haga sus pinitos en el mercado antes del cierre de febrero (día 6). Andre Iguodala interesa en las oficinas que pilota Daryl Morey, aunque en su caso lo que esperan en los Rockets es más bien la rescisión del contrato por parte de Memphis; igual que Lakers y Clippers, según pudo señalar el periodista Marc Stein (New York Times) este viernes.

Tiene razón Russ, no están del todo sanos estos Rockets. Pero lo que es más influyente en su rendimiento para el resto de la temporada, Harden y él mismo se encuentran todavía calibrando en qué formato casan mejor. Si encuentran una respuesta, sus posibilidades de éxito texanas escalarán a toda velocidad. El de anoche ante los Clippers resultó satisfactorio con el Westbrook más desbocado y un Harden algo más comedido. Para tomar nota, desde luego; al menos como recurso circunstancial.

(Fotografía de portada: Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.