Will Barton no quiere ser suplente


Los Nuggets tienen un problema, pero bendito problema. Con Will Barton, Jamal Murray, Nikola Jokic, Monte Morris y Facundo Campazzo suman hasta cinco jugadores en plantilla que necesitan el balón para sacar su mejor rendimiento en ataque. Es decir, sin un gran volumen de uso no se sienten cómodos y están realmente desaprovechados. Una situación que Mike Malone tendrá que gestionar. Hasta el momento, lo más habitual era ver a Barton con las dos estrellas del equipo en el quinteto titular. En sus últimas dos temporadas, cerca del 90% de sus partidos jugados han sido como figurante en el quinteto inicial y en muchas ocasiones era el encargado de realizar las jugadas. 

No obstante, en sus ausencias por problemas físicos y derivados, el staff técnico de los de Colorado ha optado por incorporar a jugadores de corte más secundario en ataque y más sólidos en defensa en su posición. Un funcionamiento que ha dado muy buenos resultados y ha compensado mucho más a los Nuggets. Por lo que todo apunta a que si Gary Harris se mantiene sano, sea esa pieza básica en el equipo como es la del 3&D. Además, con Barton de suplente el banquillo tendrá más puntos y profundidad, tal y como acostumbra la franquicia en los últimos años.

Pero como es normal en un mundo como la NBA, nadie quiere dar un paso atrás aunque sea por el bien común. Lo que ha llevado a Will Barton a decir a Kendra Andrews, de The Athletic, que no está dispuesto a aceptar su nuevo rol: “Soy titular. No tengo la intención de ser un sexto hombre. No tengo ningún deseo de ser eso”. Una opinión polémica, ya que no solo pone en un compromiso al equipo sino que también queda retratado. En un quinteto que ha perdido ese punto de defensa sin Jerami Grant y jóvenes como Jamal Murray y quizás Michael Porter Jr han dado un paso hacia adelante en ataque lo más lógico es que entre Gary Harris. En la segunda unidad el escolta de 29 años tendría mucho más balón y se aprovecharía de la impecable distribución de jugadores como Campazzo y Monte Morris, por lo que no se entiende su actitud, ya que seguramente acabe jugando el mismo minutaje que otra temporadas.

A estas palabras Mike Malone ha contestado de forma tajante, dejando de nuevo evidenciado el tipo de entrenador que es. “Mi trabajo no es hacer a nadie feliz. Si quisiera mantener contenta a la gente, vendería helados para vivir. Tengo que tomar decisiones difíciles y, a medida que avanzamos hacia la apertura de la temporada, habrá que hacer este tipo de elecciones”, agregó el head coach. Y es que pese a que todavía no ha decidido sus quintetos ya tiene claro que no le pesará nada y tomará la mejor decisión para el equipo. 

(Fotografía de portada de Matthew Stockman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.