Wolves-76ers: duelo de colosos favorable a Embiid

Otro de esos partidos que nos gusta llamar del futuro. ¿O es ya del presente? y ofrecieron un bonito duelo durante la noche del martes que requirió de una prórroga para encontrar a un ganador. Philadelphia logró romper su mala racha de cuatro derrotas seguidas y venció en Minnesota por 112 a 118.

El encuentro tuvo numerosos protagonistas para bien y para mal, pero únicamente fue uno el que logró decantar la balanza. , quien volvía a la alineación tras dos partidos ausente por problemas de espalda, encestó 28 puntos, capturó 12 rebotes y repartió 8 asistencias —récord personal—, quedándose muy cerca del triple-doble. El pívot de los 76ers anotó dos tiros libres que forzaron la prórroga y en los cinco minutos extra se ocupó de 7 de los 18 puntos de su equipo.

A Embiid se opuso . El jugador de origen dominicano plantó cara a Embiid durante toda la noche logrando 19 puntos, 16 rebotes, 4 robos y 3 tapones, pero no pudo frenar a su rival en los minutos finales.

Butler, héroe sin premio

El máximo anotador de la noche fue . El alero hizo un esfuerzo adicional al final del encuentro al anotar 17 de sus 38 puntos —tope de la temporada para él— en el último cuarto, pero en la prórroga, tal vez víctima del cansancio, solo pudo anotar una canasta de cuatro intentos cuando todo parecía decidido.

Redick, perfecto desde la línea

J.J. Redick fue otra de las piezas claves de los visitantes. El nuevo fichaje de Philadelphia sumó 26 puntos para su equipo y anotó los 11 tiros libres de los que dispuso, convirtiéndose en una amenaza para la que los Wolves no siempre tuvieron respuesta.

Sin poder contar con Simmons y Wiggins

Mala noche para dos jugadores de los que se esperaba mucho más. Por un lado Andrew Wiggins falló el 66,6% de sus lanzamientos (8 de 24) incluyendo un pésimo 1 de 7 en triples para quedarse en 20 puntos y 7 rebotes. Por otro, Ben Simmons. El rookie de Philadelphia permaneció en cancha 40 minutos pero finalizó lejos de sus estadísticas habituales al aportar solo 7 puntos, 8 asistencias y 3 rebotes. Su primera canasta no llegó hasta que restaba poco más de un minuto para el final del cuarto periodo.

Dos datos para el olvido

Dos datos muy malos, uno por cada equipo. Minnesota solo pudo acertar con 5 de sus 29 intentos de triple. Philadelphia perdió 26 balones, su peor marca de la temporada por mucho superando los 22 balones que perdió en noviembre contra Utah Jazz.

Abuso de minutos

sigue en su línea de apostar únicamente por un núcleo pequeño de jugadores y en este partido utilizó una rotación digna de playoffs. O ni eso. Thibodeau dispuso que solo ocho jugadores de su plantilla pisarán la pista e incluso cuatro de ellos, titulares, alcanzaron los 40 minutos. Taj Gibson (40), Wiggins (40), Butler (46) y Towns (48) terminaron exhaustos.

Brett Brown usó a nueve jugadores y solo Dario Saric (40) y Simmons (40) llegaron a los 40 minutos. Joel Embiid, duda antes del partido, jugó 39 minutos, la cifra más alta de su carrera.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Los Mavericks le amargan el regreso a Kawhi Leonard

Los Lakers pidieron a LaVar Ball que rebajase el tono contra Luke Walton

Siguiente