World Peace, sobre la sanción del ‘Palace’: “Stern hizo lo correcto”


Más de 15 años han transcurrido desde que la NBA se viera sacudida por una de las mayores crisis de su historia. El episodio conocido para siempre como Malice at the Palace resultó, seguramente, el más amargo de toda la década de los 2000. En la gravísima trifulca, jugadores de los Indiana Pacers se enzarzaron a puñetazo limpio con jugadores y aficionados de los Detroit Pistons. Y David Stern, comisionado de la NBA por aquel entonces, tuvo que actuar. Lo hice de manera firme, inflexible y ejemplarizante.

Ron Artest, ahora conocido como Metta World Peace, fue el mayor de los castigados: 83 partidos de sanción (73 de temporada regular y 13 de playoffs) más una multa económica de casi cinco millones de dólares. 30 encuentros de suspensión le cayeron a su cómplice Stephen Jackson; 15 a Jermaine O’Neal y de seis para abajo a Ben Wallace y otros jugadores de los Detroit Pistons. Una auténtica escabechina, necesaria, para limpiar el nombre de la Liga y desviarla de cualquier tufo macarra o violento.

No era baladí esta cuestión pues la NBA atravesaba el cénit de la cultura hip-hop con la que muchos de sus jugadores se identificaban. Algunas estrellas vestían con las señas de identidad de esta corriente cultural y esto era percibido por parte de los fans como una muestra de que la Liga era una competición algo estrafalaria y hasta macarrónica; al menos en los aires que desprendían sus jugadores.

Aquella pelea barriobajera ensució la reputación tanto de jugadores como de la competición; por eso David Stern tuvo que actuar con una contundencia casi inédita. El nombre y el honor de la NBA estaba en juego y no hubo paz para los ‘malvados’. De esa manera, este pasaje es recordado como una de las crisis más graves a las que tuvo que enfrentarse Stern, de la que el antes Ron Artest fue mayor damnificado.

Por aquel entonces el jugador de Indiana era la estrella incorregible, de aspecto fiero y modales desafiantes (que le pregunten a los pantalones de Paul Pierce). De ahí que acabara a mamporros con algunos fans de los Pistons que habían decidido regar el cuerpo de Artest con todo tipo de refrescos y bebidas refrescantes. Bien, pues tantos años después de aquello, Metta World Peace insinuó recientemente que David Stern actuó correctamente e hizo lo que tenía que hacer al respecto de su sanción.

“Manejó aquello de la mejor manera. Simplemente creo que hizo lo correcto. Él tenía que gestionar aquello en la dirección correcta”, pudo declarar de las sanciones de Malice at the Palace World Peace y se hizo eco el diario USA Today.

Aquellos Pacers

Aquel capítulo privó a los Indiana Pacers de pelear por honores máximos en la temporada 2004-05. Su mejor jugador, Artest, fue sancionado para el resto de la temporada y la fama de aquel equipo quedó marcada para siempre por la pelea más grave de la historia de la competición.

Hasta World Peace guarda un buen recuerdo de las pesquisas y gestiones del recientemente fallecido Stern. Sería para que el comisionado emérito estuviera orgulloso. Y también es para estarlo de World Peace, que ha suavizado sobremanera sus modales.

(Fotografía de portada: Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.