Y Dirk Nowitzki regresó

El alemán hizo su debut este curso y suma ya 21 temporadas consecutivas en la NBA desde que se estrenara el 5 de febrero de 1999

Solo dos jugadores en activo saben lo que es haber jugado en la NBA en los años 90. Vince Carter es uno de ellos, ritmo sostenido en Atlanta. El otro es , quien hasta anoche no pudo paladear lo que es superar las 20 temporadas en activo en la liga. La operación de tobillo a la que se sometió en abril de 2018 para reparar algunos problemas y estar sano de cara a la 2018-19 le había apartado de la rotación de los .

Regresó Dirk Nowitzki

Hasta anoche, 13 de diciembre de 2018, hubo que esperar para ver al germano en acción. Casi 20 años después de su debut en la NBA con Dallas, el 5 de febrero de 1999 en aquel curso de inicio tardío marcado por el cierre patronal, Dirk Nowitzki volvía a bailar. Rick Carlisle había dicho en la previa contra los , que el ala-pívot dispondría de minutos limitados. Cuando vaya cogiendo forma Dirk Nowitzki será un reto para el entrenador encajarlo en una rotación de Dallas que está muy asentada y que ha dado grandes réditos. Porque a pesar de la derrota de anoche contra los flojos (99-89), los Mavericks son séptimos del Oeste con 15-12 de récord.

Y esos minutos limitados a los que hacía referencia Carlisle se redujeron a seis. Nowitzki salió desde el banquillo al final del primer cuarto y lo dejó al principio del segundo. Hizo 2 puntos, convertidos poco después de pisar la pista, en uno de sus tiros característicos y legendarios.

Las 21 temporadas de Nowitzki son un récord absoluto en la NBA. Nadie ha jugado tantos cursos con el mismo equipo. Entre otros logros históricos, el germano es campeón de la NBA en 2011 y MVP de esas Finales, además de MVP de la Temporada en la 2006/07.

Los Suns vuelven a ganar

Después de diez derrotas consecutivas, Phoenix abrazó de nuevo el triunfo, cosa que no hacían desde el 23 de noviembre cuando sorprendieron a los Bucks en Milwaukee, en lo que es la única victoria a domicilio hasta la fecha de los de Arizona.

Ayer, cuarto triunfo como locales para colocar un balance global de 5-24, el peor de todo el Oeste y el peor de toda la NBA, sin llegar al 20 por ciento de victorias (17,2). T.J. Warren, 30 puntos y tope personal del curso, Josh Jackson, 14 tantos y 8 rebotes y los veteranos Trevor Ariza, envuelto en rumores de traspaso, y que acabó con 13 tantos, 8 rebotes, 5 asistencias y 4 rebotes, y Jamal Crawford, 17 unidades anotadoras, asentaron el triunfo en un mal día estadístico de , 7 puntos, 5 rebotes, 1 asistencia, 2 robos, 1 tapón y 3/13 en tiros de campo.

En los derrotados Mavericks, acabó con 13 puntos, ya es raro verle por debajo de la veintena de tantos, además de 5 capturas, 6 pases de canasta y 2 balones interceptados. Junto con él, DeAndre Jordan y sus 14 puntos y 15 rebotes, y Harrison Barnes, con 15 unidades, los más destacados de una velada donde la mejor noticia para los de Texas fue el regreso de su mito, Dirk Nowitzki. Que dure.

(Fotografía de portada: Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Triple-doble de 50 puntos de James Harden para superar a los Lakers

Michael Jordan, sobre las collejas a Malik Monk: “Fue un gesto cariñoso”

Siguiente