Y por fin volvió Markelle Fultz


Cinco meses y 68 partidos después, el número 1 del Draft de 2017 volvió a pisar una pista de la NBA para jugar un partido. Markelle Fultz jugó este lunes su quinto partido como profesional después de haber pasado mucho tiempo recuperándose de una complicada lesión en el hombro que no es muy habitual en el baloncesto.

Fultz se vistió de corto para el encuentro que los 76ers ganaron a Denver Nuggets por 123 a 104 y disputó un total de 15 minutos como base suplente de Ben Simmons. Fultz salió al final de primer cuarto en medio de una gran ovación del público de Philadelphia y disputó 6 minutos en los que se le vio un poco nervioso y errático, pero su segundo periodo en pista, al final del tercer cuarto fue más provechoso.

“Pensaba ‘tengo que ayudar al equipo, no quiero fallar al equipo’”, dijo Fultz tras el encuentro. “Una vez que estuve en pista me sentí genial de volver a estar con mis hermanos”.

El público que llenaba el Wells Fargo Center tenía tantas ganas de ver a Fultz que incluso pidieron con cánticos que el base volviera y Brett Brown puso al novato de nuevo en pista para disputar los últimos tres minutos del choque, su tercer momento de juego de la noche. Al término del encuentro Fultz tenía en su haber 10 puntos, 8 asistencias y 4 rebotes, un dato que es significativo ya que de acuerdo a Elias Sports Bureau Fultz es el segundo jugador de la historia de la NBA que logra al menos 10 puntos y 8 asistencias en solo 15 minutos de juego desde que se utiliza el reloj de posesión. El otro jugador que lo hizo fue Kevin Porter en 1980.

Fultz encestó 5 de los 13 tiros que intentó, recibiendo 4 tapones a lo largo de la noche, prueba de que aún le falta el timing necesario para lanzar con mayor efectividad. El rookie inició la noche perdiendo el balón en su primera posesión y haciendo falta en defensa, pero no se vino abajo y siguió tratando de hacer jugadas, especialmente en la segunda mitad, cuando se encontró “más confortable” según él mismo explicó.

“Al principio simplemente quería asegurarme de hacer lo que podía. La segunda vez empecé a tener cada vez más ritmo”, aseguró Fultz, quien consiguió un +16 en su estadística +/-.

Su lesión sigue siendo algo misterioso

Tras el partido Fultz fue cuestionado por su lesión, pero el base no quiso responder a ninguna de esas preguntas, optando por el silencio en la mayoría de ocasiones. Fultz ha pasado por periodos en los que apenas podía lanzar con una técnica correcta y se especuló incluso que no volvería a jugar hasta un año después, en octubre de 2018.

El presidente de la franquicia, Bryan Colangelo, habló con los medios antes del encuentro y abordó el ‘asunto Fultz’ en casi toda su amplitud, pero sin poder concretar lo suficiente porque ni ellos mismos tienen todas las respuestas. “No sabemos dónde empezó y cuando empezó, pero fue en el algún momento entre la Summer League, donde todo el mundo vio que no tenía un problema o en el hombro o había indicios de algún problema, a algo que rápidamente llamó la atención a final de septiembre y principio de octubre cuando comenzamos la temporada”, comentó Colangelo. “Fue literalmente como si el funcionamiento del músculo se desajustase. No sé mucho sobre la lesión. Es poco común en el baloncesto. Es muy complicada y compleja”.

“Por eso ha habido tantas lagunas. No estábamos seguros de cuándo ocurrió o cómo ocurrió, pero ocurrió”, añadió Colangelo. “Y lo que hemos visto a un hombre joven trabajar duro y a un equipo de preparadores trabajar duro que han hecho lo posible para prepararle para este momento, ponerle de nuevo en la pista y que haga lo que le encanta, que es jugar al baloncesto”.

Limitado en minutos

Al parecer Fultz no tiene ninguna limitación en cuanto a minutos en pista por parte de los médicos del equipo, pero Brett Brown, el técnico, no tiene idea de usarle más de 14 o 15 minutos por encuentro según él mismo explicó antes del partido. Fultz tendrá el rol de base suplente de Ben Simmons y tendrá oportunidades adicionales en pista en “minutos de la basura” de acuerdo al propio Colangelo.

Los 76ers han ganado 18 de sus últimos 23 partidos, tienen un balance de 43-30 y están situados en la cuarta plaza de la Conferencia Este, a un solo partido de diferencia de Cleveland Cavaliers.

“Mirad por lo que ha pasado”, comentó Brown. “Es increíble por lo que ha tenido que pasar. Él lo entiende. Yo lo entiendo. Es el escrutinio al que te ves sometido cuando alguien dice ‘y con la primera elección del Draft 2017 de la NBA, Philadelphia 76ers elige a Markelle Fultz’. Eso implica presión y responsabilidad y conocimientos. Es una forma atípica de entrar en el deporte profesional”.

Brown quiso terminar recalcando cuanto valora a su pupilo y lo feliz que estaba por verle jugar de nuevo. “Sabiendo lo que sé y viendo lo que visto a la vez que sé lo especial que es desde el punto de vista humano, hoy es un buen día”.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.