Ya van 13 victorias seguidas para Toronto

Los no se cansan de ganar. El cuadro canadiense venció en Indiana por 106-115 y sumó su 13ª victoria consecutiva, una racha que es la mejor de la historia de la franquicia y que tienen serias opciones de seguir estirando, pues sus próximos cuatro partidos serán ante equipos por debajo del 50% de triunfos. Este sensacional momento de forma ha permitido a los de Nurse escalar a la segunda plaza del Este, aunque la pelea para mantenerla a final de la temporada regular se antoja bastante dura.

Frente a ellos estaban los , a quienes ya habían derrotado el miércoles en Toronto. El cuadro de McMillan no atraviesa ni mucho menos su mejor fase de la temporada, y de hecho con esta derrota ya son cuatro los partidos que han enlazado sin poder sumar un triunfo, lo que les ha hecho ser superados por Philadelphia en su lucha por la quinta posición. Anoche se mantuvieron en el partido hasta el final, pero el gran cierre de los Raptors les impidió pelear por el choque en los compases finales y tuvieron que ver cómo la victoria se escapaba del Bankers Life Fieldhouse.

“Han vuelto a destrozarnos en transición” declaró McMillan en rueda de prensa, haciendo mención a los 27 puntos que los visitantes anotaron al contraataque. “Tenemos que mejorar en el cuidado de balón y en la ejecución de nuestro ataque”.

Bajas invisibles

Lo más sorprendente de esta gran racha de los Raptors es que está teniendo lugar sin la necesidad de que la plantilla esté disponible al completo. Anoche, ni Marc Gasol ni Norman Powell estuvieron disponibles, e incluso tuvo que perderse todo el último cuarto por molestias cuando estaba siendo uno de los mejores (16 puntos y 11 asistencias en 28 minutos), pero esto no fue un obstáculo para un equipo que siempre parece encontrar a alguien a quien aferrarse cuando la necesidad aprieta.

En este caso, fueron y quienes tiraron de los canadienses con 22 y 20 tantos respectivamente, aunque no puede decirse que estuvieran solos ni mucho menos. De hecho, quien más brilló en el último cuarto fue , que anotó en este periodo 11 de sus 17 puntos y fue el gran protagonista del parcial de 4-12 que dejó el choque visto para sentencia a falta de menos de dos minutos.

En los locales, brilló con 19 tantos y 16 rebotes, mientras que firmó un choque bastante completo y terminó con 16 puntos, 8 asistencias y 6 rebotes. , por su parte, terminó con 15, su mejor anotación desde su regreso, aunque fue insuficiente para salir de la mala racha.

(Fotografía de portada: Takashi Aoyama/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Phoenix aplasta a los Rockets con un gran Kelly Oubre Jr.

Philadelphia, la fórmula de la victoria para los 76ers

Siguiente