Zach LaVine y Coby White, duo letal para los Grizzlies

Esta temporada los tienen algunos motivos para sonreír e ilusionarse. Y estos, sin duda, pasan por disfrutar del núcleo joven que atesora el equipo en su interior. Anoche precisamente se dio una de esas circunstancias, cuando y se pusieron en modo metralleta para regalarle a los Bulls una victoria por 102-110 en su visita a Memphis.

Cierto es que LaVine se fue hasta unos sobresalientes 37 puntos. Pero es que White, la elección número siete durante el pasado draft, anotó 21 de sus 25 puntos durante la segunda parte. Eso hizo que diera igual la ventaja de 14 puntos que los construyeron en la primera mitad. Tras el descanso, White engrasó la muñeca y ahí fue cuando empezaron a multiplicarse las opciones de triunfo de los de Chicago, secundadas a la par por LaVine. “Ya sabía lo bueno que iba a ser [White]. Y va a seguir mejorando”, agregó el mismo LaVine.

No solo fue el ataque lo que catapultó a los Bulls en esa segunda mitad. También hicieron algunos ajustes en defensa que permitieron cortar el chorro a los Grizzlies, que acabaron fallando sus primeros seis lanzamientos del tercer periodo. “Ha sido una victoria de equipo. Todo lo hemos logrado en equipo. Hice lo que pude para crear ese pequeño detonante que nos empujara”, esgrimió el joven White tras acabar el partido.

En Memphis, el más destacado fue , autor de 23 puntos y 11 rebotes. El novato Brandon Clarke acabó con 14 puntos, mientras que Ja Morant y Jonas Valanciunas aportaron 10 puntos por cabeza. “Durante el tercer cuarto hemos estado lejos de lo que debíamos hacer ofensivamente. Tenemos que aprender que la primera parte es un buen ejemplo de lo que hay que hacer en ataque y defensa, mientras que la segunda parte es todo lo contrario”, añadió Taylor Jenkins, el entrenador de Memphis.

(Fotografía de portada de Streeter Lecka/Getty Images).


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Un tremendo final de Lillard tumba a los Kings en Sacramento

Un enorme Towns mantiene a Minnesota en la buena senda

Siguiente