Zion vuelve a apabullar con porcentajes de pívot

Cartel de ‘no hay entradas’ en el Smoothie King Center para un encuentro de preseason. En esta ocasión la víctima fueron los Utah , y el guión se fraguó en forma de remontada. Un parcial de 39-27 resultado de un esfuerzo colosal de los New Orleans , les permitió llevarse el partido 128-127.

En cuanto a la atracción favorita del momento, no solo no volvió a defraudar sino que a cada partido nos mete más profundo en su bolsillo. , si tiene que notar y padecer el cambio físico entre NCAA y NBA, no será en esta pretemporada. Él solito se echó a su equipo a la espalda en los primeros minutos del último periodo para nivelar el marcador. Y lo hizo, especialmente, a través de varios 2+1 en los que su fuerza, su potencia, su velocidad y su dominio corporal en el aire fueron la seña de identidad.

El ex de Duke es un alero que no teme a la pintura, ni siquiera cuando el DPOY Rudy Gobert la protege; todo lo contrario, es pasión por ella, y desde ahí partió nuevamente su absoluto dominio de anoche.

“Es sorprendentemente ágil. Es capaz de cambiar de dirección a gran velocidad, y eso descoloca a sus defensores”, aseveró el pívot francés.

No obstante, respecto a su juego exterior (el que más dudas despierta), también se animó en una ocasión desde el triple y bingo; su primero como profesional. Williamson cerró el show con 26 puntos, 5 rebotes y un 9/12 en tiros de campo.

“No puedes compararle con nadie. Nadie puede hacer eso. Hace un trabajo realmente bueno a la hora de dominar su cuerpo. Es una fuerza en sí mismo”, decía su compañero de equipo Josh Hart tras la exhibición.

Su círculo

Le acompañaron en la ofensiva de su equipo los ex de los Lakers (Ingram con 18 tantos y Lonzo con 15) y su homólogo del draft, Nickeil Alenxander-Walker, otro que empieza a merecerse de lleno un artículo en exclusiva para él: el protagonismo de Zion está opacando el arranque de quien apunta, desde ya, a tremendo robo del Draft. Desmelene y puntería de NAW ayer para 22 tantos, 4 asistencias y ni una sola pérdida, con una serie de 4/5 en triples.

En frente el quinteto de gala de los Jazz, con Conley, Mitchell, Bogdanovic, O’Neal y Gobert (todos rozando la media hora de juego y todos terminando con dobles dígitos) e Ingles partiendo de sexto hombre desde el banquillo. Pero fue Jeff Green, fichaje underdog del verano, quien, con 20 puntos y un casi impoluto 8/9, concluyó como máximo anotador de su equipo.

(Fotografía de portada de Jonathan Bachman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Los Wizards no tienen ninguna intención de traspasar a Bradley Beal

Siete encuentros amenizan la noche del viernes

Siguiente