Zion Williamson impone su ley ante las bajas de Doncic y Porzingis


Si hace poco más de 24 horas realizó la mejor actuación de su aún corta carrera con 39 puntos, anoche dio esa misma medicina a los Dallas Mavericks para cantar victoria por 112-103.

Zion Williamson es simplemente una bestia, una que sabes qué va a hacer, que puedes ver en la sesión de vídeo hasta que se te caigan los párpados… Pero llega el momento de estar sobre la cancha y vuelve a ser imparable. Contra los Mavs fueron 38 puntos con un 13 de 20 en tiros de campo, despliegue ofensivo al que añadió 6 asistencias y 5 rebotes. Apunta a jugador de época. Anoche hizo 10 puntos en un parcial final de 18-8 con el que los Pelicans certificaron el triunfo.

“Es una fuerza de la naturaleza tipo Shaquille O’Neal con un conjunto de habilidades de base. Tienes que tener mucho coraje para pararte allí y ser atropellado por ese tipo, porque viene hacia ti a toda velocidad. Es como si no fuera solo un Amtrak (tren estadounidense) que no se detiene en Westport (Connecticut) o dónde sea. Simplemente va directamente a la ciudad de Nueva York”, comenta Rick Carlisle, entrenador de Dallas.

La realidad es que Zion está destrozando a los Mavericks esta temporada. Con dos partidos disputados entre ambos, el jugador de segundo año de New Orleans ha anotado 27 de 35 tiros para promediar 37 puntos. A nivel general acumula 23 partidos consecutivos de al menos 20 puntos, algo que a su edad solo había conseguido un tal Shaquille O’Neal.

“No he pensado mucho en ello, pero mi padrastro me entrenó para ser un base y facilitar el juego a los demás. Es un honor estar en esas categorías (con O’Neal), pero mi principal objetivo en este momento es ayudar a mi equipo a ganar. Honestamente, solo intento hacer las lecturas correctas. Si encuentro el carril abierto, ataco por ahí, pero también lo usé para sacar ventaja y pasar, ya que tengo grandes tiradores a mi alrededor”, explica.

Junto a Zio tuvieron una buena noche para NOLA Brandon Ingram con 19 puntos, así como Nickeil Alexander-Walker, quien cubriendo la plaza titular de Lonzo Ball se marchó hasta los 20 puntos.

Peleando pese a las bajas

Para Dallas fue un partido complicado. Luka Doncic no jugó por lo que se definió como enfermedad, y Kristaps Porzingis tampoco saltó a la cancha por descanso de cara a cuidar su rodilla derecha en la segunda noche de un back-to-back. Sin ellos fue Jalen Brunson quien tomó la batuta con 24 puntos, si bien el máximo anotador terminó siendo Tim Hardaway Jr., quien se destapó con 30 puntos desde el banquillo. El esfuerzo colectivo les permitió entrar en los últimos cuatro minutos del encuentro por delante (94-95). Sin embargo, los Pelicans fueron mejores en el momento decisivo.

(Fotografía de Jonathan Bachman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.