Aposta o no, los Warriors se tuvieron que duchar con agua fría en Cleveland

Al enemigo, ni agua. Cualquier ventaja, incluso la psicológica, cuenta. No sabemos si en Cleveland piensan así, pero esta noche los han sufrido una de esas técnicas que se utilizaban décadas atrás para hacer más incómodas las visitas de los rivales: ponerles solo agua fría en las duchas.

Golden State se impuso a los por segunda vez en dos partidos esta temporada y con esa alegría se marcharon los jugadores del campeón actual de la NBA al vestuario. Para su sorpresa, el agua de las duchas solo salía fría y no les quedó más remedio que ducharse rápidamente mientras daban gritos según relataron varios periodistas que pudieron oír las voces de los californianos desde el túnel de vestuarios.

En Cleveland la temperatura exterior estaba por debajo de los 0 grados centígrados y de acuerdo a varios testigos los jugadores de los Warriors se pusieron numerosas capas de ropa encima antes de salir hacia el autobús tras su placentera ducha. Aún les quedaba llegar al aeropuerto, volar y aterrizar en Chicago, ciudad que les recibiría con temperaturas aún más bajas, de 10 grados bajo cero.

“Tienen que hacer algo en ‘The Q’. ¡Que alguien llame a Bron!”, dijo Durant bromeando al respecto de la situación. Al menos los Warriors se lo tomaron bien y ESPN y otros medios aseguran que ningún jugador de Golden State parecía enfadado por el agua que les había tocado.


Vídeos recomendados


No te pierdas todas las noticias del All Star 2018Ver más