Eterno Chamberlain: 100 puntos por 214 mil dólares

Los 9,58 segundos de Bolt; los 5,06 metros de Isinbáyeva; los 475 kilos de Lovchev; los siete goles de Bata; los 100 puntos de Chamberlain. Son, junto con tantas otras en sus distintas disciplinas, los Santos Griales de las actuaciones individuales.

Lo que hizo el, por entonces, pívot de Golden State aquel 2 de marzo de 1962 es, además, uno de esos récords que parece estar destinado a sobrevivir al fin del mundo; a no batirse nunca.

Por más línea de cuatro, cinco, seis puntos que la NBA se invente, aquella cifra perfecta, los cien que Wilt le endosó a unos Knicks desarmados ante un público enfervorizado (“¡Pasádsela a Wilt, pasádsela a Wilt!”), cada día parecen más mito que realidad.

Y los mitos se pagan realmente bien en el mercado de subastas, territorio donde los coleccionistas que se acercan a la puja tienen el dinero como el menor de sus inconvenientes.

Trabajo a destajo

Toby DeLuca, encargado de la labor estadística de los Warriors por esos años, no lo tuvo nada fácil aquella noche. Pues en cada cuarto, la línea reservada apara apuntar los tantos de cada un jugador se le quedaba corta en el caso de Chamberlain, teniendo que dibujar otra afluente para que cupiera tanta canasta. Al final fueron 36 lanzamientos anotados de dos puntos y 28 desde la personal. Lo nunca antes visto (ni después).

DeLuca no tuvo un segundo de respiro en aquel encuentro, pues la hoja evidencia otra joya: hasta tres jugadores de los Knicks alcanzaron los 30 puntos en ese partido; insuficientes para derrotar a los Warriors. A Wilt (169-147).

Con ‘el sello’ del co-protagonista

A esta pieza de museo –que la casa de subastas SCP Auctions ha tenido la cortesía de fotografiar y compartir–, le ha sido recientemente añadido algo que dispara más si cabe su valor: la firma del propio Chamberlain. De hecho, la hoja que rellenó esa misma noche el machaca de los Knicks, sin firma alguna, se subastó en su tiempo por menos de la mitad.

Y el comprador, que ha preferido mantener su identidad en el anonimato, ha pagado por ella la simpática cifra de 214.000 dólares. ¿Y a quién va a parar esta suma?, os preguntaréis. ¿A los Warriors? ¿A DeLuca? ¿A Wilt?

Pues el caso es que esta scoresheet permaneció durante muchos años en poder de su autor, DeLuca, hoy fallecido. Pero antes de su muerte, el documentalista tuvo un gesto que pocos en vida habrían tenido y que ha sido verificado por TMZ Sports: darle este pedazo de historia a un amigo, como regalo. Sin más contraprestación que su eterno agradecimiento.

Y ahora, este amigo (cuyo nombre también desconocemos), ha decido que ya había disfrutado bastante del marco en la pared, y que había llegado la hora de llevar a cabo un suculento trueque.

(Fotografía de portada de Brian Bahr /Allsport-Getty Image)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

La NBA retira la técnica doble a Green y Nene

Draymond Green negociará su extensión este verano

Siguiente