Cómo comprar entradas NBA

No tenemos que rompernos mucho la cabeza. Uno de los grandes sueños de cualquier aficionado al baloncesto norteamericano es ver un partido de la en directo en Estados Unidos (y aunque ese sueño lo hayamos cumplido, siempre quedan ganas de volver a hacerlo). Es por ello por lo que elaboramos este post junto a Hellotickets para crear la guía definitiva sobre cómo comprar entradas para la NBA.

¿Por qué hacer una guía para una compra de entradas para la NBA? Bueno, estamos hablando de que este texto interesa sobre todo a gente situada en países lejos de EE.UU. como España, Argentina o México, por lo que para cualquier habitante en uno de esos países puede suponer un desafío organizar la asistencia a un pabellón NBA situado a miles de kilómetros de distancia.

Fechas para comprar entradas NBA

Lo primero que debemos tener en cuenta son las fechas. Es recomendable hacerlo con antelación ya que eso nos facilitará las cosas: habrá mas entradas NBA a nuestra disposición y probablemente a un mejor precio. Además, la NBA como competición modélica que es, tiene establecido su calendario completo y horario de cada partido para toda la temporada regular con mucha antelación. En agosto de cada año la liga presenta su calendario y es el momento ideal para que los aficionados puedan planificar sus viajes para asistir a cualquiera de los más de 1.000 partidos que se disputan cada año.

Si tienes dudas sobre qué momento ir es aquí cuando exponemos momentos especiales del curso, como el inicio de la temporada en octubre, los partidos de Navidad —siempre especiales a lo largo de la segunda quincena de diciembre—, o la lucha por puestos de playoffs que sucede entre febrero y marzo de cada año. Los playoffs, por cierto, arrancan siempre a mediados de abril y suponen el momento cumbre del curso.

Elección de los asientos

No todos los pabellones son iguales y por supuesto no todos los asientos de un pabellón son iguales. Es importante guiarse de recomendaciones para elegir los mejores en cuanto a la relación entre calidad y precio. Siempre merece la pena hacer un esfuerzo y acercarse al límite de nuestro presupuesto para poder comprar entradas NBA muy cercanas a la acción. La NBA pone a disposición del público incluso entradas a pie de pista, por lo que situarnos e escasos metros —o centímetros en algunos casos— de LeBron James, por ejemplo, dependerá del dinero que estemos dispuestos a emplear.

Esas zonas laterales a pie de pista son las más caras, pero supone ver el partido con los jugadores al lado. Y además, si tienes algo de suerte, no es raro que te encuentros con algún artista/actor/cantante famoso seguidor de baloncesto. Si quieres mantenerte cerca pero sin gastar tanto dinero, otra opción en la parte de detrás de las canastas. Allí las entradas suelen estar un poco mejor de precio.

Ahora bien, si manejas un presupuesto más ajustado, cualquier zona del primer anillo puede servir: es la opción más habitual por relación calidad-precio. Los pabellones están muy bien construidos y la visibilidad es perfecta desde cualquier ángulo, así que por eso no tendrás problema. Si te alejas más, lo seguirás viendo pero pierdes parte del ambiente de la cancha que siempre es un plus.

Tienes que tener en cuenta que los precios varían mucho dependiendo del partido, como pasa en el fútbol. No es lo mismo ir a ver a los Knicks a mitad de temporada que intentar comprar una entrada para los playoffs. Así que cuando sepas las fechas de tu viaje, mira las entradas cuanto antes porque lejos de tener descuentos de última hora, lo más probable es que aumenten los precios.

Cómo comprar entradas NBA desde casa

Adiós al temido método del pasado en el que había que viajar a Estados Unidos y acercarse a una taquilla buscando el codiciado boleto de acceso. En pleno siglo XXI podemos comprar entradas NBA desde casa entrando a la web de Hellotickets, seleccionando al equipo que queremos ver y después elegir la fecha que más nos interesa para el partido y el número de entradas que necesitamos.

Una vez hecho esto el sistema nos mostrará un mapa del pabellón con las diferentes zonas disponibles en las que podemos comprar nuestras entradas al precio que marque cada zona. Lo importante en este paso es pulsar en las secciones que nos interesen para ver una imagen de cómo se ve el pabellón desde ese punto, de manera que en lugar de imaginarte cómo vas a ver el partido, que sepas cómo lo vas a ver y cuál es la realidad. Sin sorpresas.

A partir de ahí ya solo queda hacer la compra y posteriormente recibir la confirmación inmediata por parte de Hellotickets. Ojo, has de saber que hasta 48 horas antes de los partidos las entradas no estarán disponibles debido a la política de los equipos, pero eso es algo habitual. Restando 48 horas las entradas se reciben en formato PDF o código QR y en ambos casos se pueden llevar en el móvil para acceder al estadio con toda la comodidad.

En cualquier caso, si tienes alguna duda de todo este proceso lo mejor es enviar un correo a contact@hellotickets.com que Hellotickets responderá con toda la brevedad posible y por supuesto puedes utilizar los comentarios de este post para ayudarnos entre todos.

Consejos y recomendaciones

Por supuesto hay algo más que comentar en esta guía para comprar entradas NBA. Recomendaciones básicas que todos sabemos pero que no está de más recordar: llegar pronto al pabellón con una hora y media de antelación siempre es recomendable para acceder sin colas y no perderse ni un solo momento del ambiente que se genera antes del partido. El calentamiento previo de los jugadores, lanzamiento de camisetas a las gradas, karaoke, el himno de Estados Unidos con todo el público en pie, la ronda previa de tiro… Y por supuesto, ¡cuando sea el salto inicial, a disfrutar a tope las más de dos horas de baloncesto del partido!

COLABORADOR: Hellotickets, start-up española de venta de entradas de la NBA.

(Fotografía de Mark Brown/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Último superviviente de la generación del 98: Vince Carter

Siguiente