El Zach LaVine novato que tenía un miedo pavoroso a Nikola Pekovic

Corría el año 2014, Zach LaVine acababa de ser reclutado por los Minnesota Timberwolves en el draft (posición 13) y empezaba entonces su aprendizaje en la mejor competición de baloncesto del mundo. Las enseñanzas llegaban por todas partes, desde la propia pista o también dentro de un vestuario donde uno de sus compañeros y veterano practicaba la descarga de ira con un saco de boxeo profesional.

LaVine, por entonces un inocente novato, contó recientemente algunas de sus experiencias como debutante en aquellos Timberwolves; allí coincidió con el balcánico Nikola Pekovic, de quien decía sentir un profundo miedo, tal como pudo contar LaVine en una entrevista con el peridiosta Zach Lowe en el podcast Lowe Post.

De hecho, LaVine venía de emplear el número 14 en su equipo de la universidad, pero del temor que le infundía la figura de Pekovic (que portaba el 14 en Minnesota), no se atrevió ni por asomo a pedir al europeo que le dejara libre su dorsal.

Pekovic era un tipo muy duro y hasta dentro de su propio equipo le respetaban demasiado. A continuación rescatamos algunos tramos de la entrevista con Lowe.

“Una vez entré en el vestuario y Pek (Pekovic) estaba boxeando. Un kit de boxeo completo, con su saco y todo”, podía relatar LaVine, ante la pregunta de Lowe de que Pekovic infundía ‘miedo’ real.

Lowe: “Una vez comí en un restaurante al lado de Pek en Minneapolis. Yo estaba con Damian Rudez. Pek estaba en la mesa de al lado. Nunca había visto a un ser humano pedir tanta comida en un restaurante. La comida no paraba de aparecer en su mesa. Él era como una roca. No estaba gordo. Era una roca de músculo”.

LaVine: “Cuando salí de la universidad, yo tenía el número 14. Lo quería también en la NBA. Lo tenía él. Nunca me atreví a preguntárselo”.

Lowe: “¿Es eso verdad?”

LaVine: “Y tanto que lo es. Cuando me traspasaron aquí (a Chicago), Robin Lopez tenía el 8. Le pregunté si podía tener yo ese número. Es un tío grande pero es muy majo. Ni se me ocurrió preguntar a Pekovic por el número. Me daba mucho miedo”.

Adiós por las lesiones

Nikola Pekovic jugó en los Timberwolves desde 2011 hasta 2016. Extasiado por las lesiones constantes, tuvo que retirarse poco después, en 2017, debido a que su físico no pudo mantenerse en el profesionalismo.

El jugador natural de Montenegro dejó unos promedios de 12,6 puntos (51,8 por ciento en tiros de campo) y 6,7 rebotes en 271 partidos oficiales, todos ellos de temporada regular.

(Fotografía de portada: Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Aron Baynes, una vieja aspiración de los Lakers

Los Raptors dejan sin anillo a Valanciunas, Wright y Miles

Siguiente