Kevin Love se empapa de la historia de los Celtics con un DVD


Convertido ya en uno de los culebrons del verano, los rumores que se forman entorno a la figura de Kevin Love a cada paso que da no hacen más que crecer. En esta ocasión, giran en torno a su reciente visita a la ciudad de Boston, donde ha pasado el fin de semana. Una visita, en principio, de índole meramente vacacional.

Dentro del circulo de equipos a los que se vincula la más que posible marcha de Love este verano, uno de los que suena cada vez con más fuerza son los Boston Celtics.

Alrededor de las 9 de la noche del viernes Bill Fairweather, ex-productor de ESPN, recibía una llamada de un empleado suyo del “The Greatest Bar” del que es copropietario.

Bill salió disparado hacia el establecimiento localizado en la misma calle del TD Garden, sede de los Celtics. Efectivamente, sin previo aviso, Love acababa de entrar en el recinto.

Cuando Fairweather subió a la segunda planta del bar, localizó al jugador cenando con un viejo amigo y un entrenador de su adolescencia. “¿Hay trato?”, le preguntó a espera de noticias. Love sacudió la cabeza. “No”, dijo entre risas.

Al jugador de 25 años, le queda tan solo una temporada de contrato con los Minnesota Timberwolves, y no parece que vaya a firmar una extensión. Ahí entran los Celtics con una amplia gama de bazas por ofrecer, entre ellas, 17 picks del draft en los próximos cinco años y, 10 de esas selecciones de primera ronda.

Durante unas horas ambos, jugador y ex-productor, estuvieron charlando amistosamente en el bar. “Todo fue genial” dijo Fairweather al periódico The Globe el domingo. “El chico es un auténtico caballero, y creo que siente aprecio real por la historia y la tradición de los Celtics”.

Durante su época de instituto, Love dijo en una entrevista concedida a Sports Ilustrated que a su padre “le gusta decir que mientras los demás niños veían Big Bird (personaje de Barrio Sésamo) yo estaba viendo a Larry Bird, y estaba totalmente en lo cierto”.

Noche de confesiones

De hecho, Fairweather vió al ala-pívot tan interesado en la historia del equipo del estado de Massachusetts, que no dudó en obsequiarle con un DVD de 90 minutos en el que se repasa toda la gloriosa historia de la franquicia. Un regalo que, en sus palabras, Love apreció muchísimo.

El jugador tres veces All-Star mostró tal reverencia por Bird que, según le dijo a su anfitrión, en su opinión deberían quitar su dorsal con el nº 33 de todos los equipos de la NBA. El jugador nacido en Santa Mónica también comentó que tenía planeado hablar con los alumnos de UCLA de su ex-compañero Bill Walton lo que significaba jugar para los Celtics.

La velada dio para mucho, durante la cual Love dejó caer varias perlas como su devoción por el base Rajon Rondo, con quien se encontró el domingo en el Fenway Park en la victoria de los Sox: “Es un muy muy buen jugador”. También hizo hincapié en una de sus mayores obsesiones “Yo solo quiero ganar”. Y es que hay que recordar que, desde su aterrizaje en la NBA hace seis años, Love aun no cuenta con ni una sola participación en los Playoffs.

La zona del bar en la que ambos estuvieron conversando, estaba decorada con los estandartes de los campeonatos que habían ganado los Celtics. Pero había un hueco vacío. Antes de que abandonara el local, Fairweather le dijo que ese hueco, lo rellenarían con la bandera del campeonato que ganarían con Love siendo partícipe del equipo.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.