La NBA llamó a Nick Young por su vestimenta

Hace tiempo que la NBA decidió tomar las riendas de la forma de vestir de sus jugadores. Alejados en gran medida de lo que se puede entender como protocolario –recordemos a Allen Iverson en cualquier All-Star–, la liga optó por implementar un código de vestimenta para frenar una estética que se ceñía a un estilo próximo al hip-hop. Tal decisión, oficializada en 2005, provocó críticas de jugadores como el mencionado Iverson, Stephen Jackson o Paul Pierce, quienes entendían que la forma de vestir no cambiaba la personalidad de cada uno.

Desde aquel momento, en el que las americanas empezaron a proliferar por los entresijos de los pabellones, hemos visto como la liga se relajaba en sus directrices dando lugar a combinaciones algo estrambóticas como las que ha lucido a veces Russell Westbrook. Pues bien, parece que toco el límite durante las pasadas Finales.

El que por entonces era jugador de Golden State apareció en el Oracle Arena luciendo un batín de seda y unos pantalones deportivos cortos. La NBA tomó nota; tanto es así que levantó el teléfono para dar un toque de atención al escolta. “Ellos me llamaron y me preguntaron por el batín. Ellos creían que llevaba realmente calzoncillos y me dijeron que no podía acudir a los partidos en boxers y en batín”. Esta es la imagen de la discordia.

Lo cierto es que la ropa elegida por Young sin duda llama la atención, pero ello no evita que entrar a valorar lo que se pone una u otra persona sea algo que salvo excepciones debería quedar al margen de la NBA. ¿Iba Young en boxers? ¿Debe la NBA decidir qué visten sus jugadores?