Alec Burks, posible objeto de traspaso antes del ‘deadline’ de febrero

Está registrando la mejor media anotadora de su carrera

Tres victorias seguidas (New Orleans, Minnesota y Houston) encadenan ahora mismo los Golden State . Inesperado combo vista la condena del equipo esta temporada y también mérito de Steve Kerr sacar buen rendimiento de una rotación de lo más mermada.

En ese baile de jugadores está destacando el olvidado . El escolta firmó el pasado verano con los Warriors por una cantidad ínfima (1,6 millones de dólares), confiando que un rol secundario, de banquillo, en un equipo con tal prestigio pudiera relanzar su atascada carrera en la NBA. Las desgracias físicas a su alrededor esta temporada fueron directamente proporcionales a su crecimiento, pues Burks pasó de ser un jugador sin demasiada importancia a uno de los anotadores más frecuentes (15,6 puntos) del equipo de la Bahía este curso. Su promedio actual es el más alto de su carrera y eso podría hacer que algunas franquicias necesitadas de puntos secundarios reparasen en sus servicios.

“Me sorprendería que siguiera en los Warriors después del deadline de febrero”, pudo decir al respecto un ojeador de un equipo del Oeste y recogió el portal NBC Sports Bay Area.

Ciertamente, muchas franquicias necesitadas de acierto exterior (34,9 por ciento en triples de Burks este curso) matarían por un contrato como el del jugador de los Warriors, de menos de 2 millones de salario. Su escueto sueldo y la temporada de transición de Golden State podrían hacer que los Warriors intentasen sacar algo a cambio de su partida. Sin embargo, Burks ha encontrado en la Bahúa la felicidad que le había sido negada antes.

“Me encanta estar aquí. Quiero seguir estando”, pudo alegar el jugador recientemente. Claro que aunque él haya encontrado un lugar, los Warriors podrían tener otros planes.

No hablamos de un meticuloso especialista de tres puntos, nunca llegó a tanto aunque sí tuviera años de mayor acierto. Sin embargo sí que Burks encaja en el molde de anotador de banquillo con facultades para sostener un mínimo volumen de puntos en no demasiados minutos sobre la cancha. La temporada pasada fue traspasado dos veces y militó hasta en tres equipos (Utah, Cleveland y Sacramento) terminando el año en unos Kings donde apenas gozó de oportunidades, sin encontrar lugar donde emplearse de manera cómoda. Así, su estancia en los Warriors podría haber supuesto el renacimiento en una Liga que ya le daba por extinto hace pocos meses.

(Fotografía de portada: Ronald Martinez/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Los Pelicans están enseñando a Williamson a andar y correr de manera diferente

Chris Clemons ya es ‘un rocket’ con todas las de la ley

Siguiente