Ben Simmons acudió a un psicólogo deportivo para que le ayudara con los triples


A comienzos de la presente temporada, Brett Brown, técnico de los Phildelphia 76ers, hizo saber a Ben Simmons que quería verle intentar al menos un lanzamiento triple en cada partido que jugase. El entrenador, sabedor del tremendo bloqueo mental del australiano lanzando desde fuera, quería estimular su confianza. Transmitirle que no pasaba nada por fallar, que era el camino natural hasta poder encontrar tesituras cómodas desde la que llegaran los primeros aciertos.

Su arenga, por bien intencionada que fuera, no pudo obtener peor resultado. Simmons tan solo lanzó seis triples en toda la temporada 2019-20 hasta el parón sanitario; tres si ponemos el contador desde el mes de diciembre. El total de aciertos del jugador fue de dos.

No es ningún secreto que la verdadera asignatura pendiente de Ben Simmons —también un poco de los Sixers— resultaron los triples. Lejos de intentar abrir una vía de confianza a través de las repeticiones, el point forward seguía encontrándose muy reacio a lanzar.

A tanto llegó la preocupación de Brown y todo Philadelphia que instaron a Simmons a que trabajara con un psicólogo deportivo para tratar sus fobias con el triple. Un terapeuta de toda la vida, en este caso centrado en cuestiones deportivas. El jugador aceptó, como pudo reportar la periodista Jackie MacMullan (ESPN).

“Simmons aceptó trabajar con un psicólogo deportivo, toda vez que el personal de los Sixers, amigos y compañeros habían tratado —y fallado— a la hora de inculcarle el necesario descaro para superarlo”, podía contar MacMullan.

En la burbuja

Desde que regresara a la competición, en la burbuja NBA de Orlando, al menos Simmons sí ha dado un paso al frente e intentado ajustar cuentas con sus fantasmas. En el primer encuentro disputado desde Florida intentó dos lanzamientos triples y anotó uno de ellos. Uno de dos, not bad. En el segundo choque se fue sin intentos desde fuera.

No es que su fobia haya sido sanada, qué va, pero sí al menos se nota que ha intentado canalizarla: en un solo partido intentó la tercera parte de triples que en todo el resto de la temporada. Es un comienzo.

“Sé que es algo que llegará. Es una cuestión de que yo esté cómodo haciéndolo. Y parte de ello son las repeticiones. Puedo hacer un tiro de gancho desde el codo porque lo he hecho muchas veces. Tengo confianza de que irá dentro. Es naturaleza. […] Con los triples, nunca ha sido así. Tengo que hacer un punto de énfasis. Podría ser uno de los que lanzan con un 30 por ciento ahora mismo. Pero prefiero ser uno de los hacen 40 por ciento. […] Mucha gente pone demasiado énfasis en ello. Es un poco demasiado. Me hace comprobar y decir ‘dejadme centrarme en lo que soy bueno’. Hay cosas que hago en la pista en las que nadie puede pararme, cuando estoy con robos, asistencias, anotando en la pintura”, podía reflejar al respecto Ben Simmons.

Si quiere ser tan efectivo tirando triples como en otros menesteres, desde luego le llevará tiempo. Entre otras cuestiones porque en determinados apartados resulta un auténtico especialista; élite de la NBA. Pero sí que es bastante factible que su paso por un terapeuta le ayude a animarse más con el tiro de tres puntos. Al menos, Simmons accedió a tratar su problema para aprender y poder progresar. Ese es el camino y no otro para empezar. Casi nadie comienza lanzando con porcentajes de 40 por ciento en la NBA. Por ello, que se lo tome con calma. Porque si el bloqueo se marcha, los aciertos poco a poco llegarán.

(Fotografía de portada: Andy Lyons/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.