Boston acelera por el traspaso de James Young o R.J. Hunter

, presidente de los , se enfrenta al cierre de la pretemporada con la dolorosa misión de sacrificar elecciones propias del draft. Este viernes, Boston cortó al ghanés , segunda ronda en 2016, para dejar su plantilla en 16 jugadores, uno más del máximo permitido en temporada regular. Y el otro puesto obligará con toda seguridad a Ainge a descartar a un jugador de primera ronda: (17º en 2014) o (28º en 2015).

Según The Vertical, los Celtics están ofreciendo a el traspaso de ambos jugadores por separado entre el resto de equipos de la NBA a cambio de una segunda ronda del draft. Un precio que no compensaría la inversión realizada en su momento por ambos jugadores, pero que al menos serviría para no tener que cortar a uno de ellos, y tener que asumir forzosamente su salario. Si Boston consigue cerrar el traspaso de Young o Hunter, el jugador restante, en principio, se quedaría en la plantilla para abrir la temporada regular.

Boston realizó un movimiento menor tras cortar a Ben Bentil, fichando a .  El ala-pívot, quien disputó sus tres primeras temporada en la NBA con los Lakers, fue recientemente cortado por Atlanta. Sin sitio para incorporar a Kelly, su firma apunta a asegurarse sus derechos para que juegue en los Maine Red Claws, su afiliado en la D-League. Una destino en el que no coincidirá con Ben Bentil, en busca de otra probable oportunidad en la NBA. Al cortarle, Boston perdió todo control por el jugador y los $250.000 garantizados de su contrato. Un mal negocio para Danny Ainge en su preparación para la temporada.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer o no.



Anterior

Las Series Mundiales adelantan media hora el inicio de la temporada NBA

Steve Blake seguirá su carrera en la liga australiana

Siguiente