Boston no escucha traspasos por Gordon Hayward o Marcus Smart

Parece que los Boston no están interesados en un traspaso que inmiscuya a alguno de sus jugadores importantes. Eso incluiría a dos piezas que en el pasado sonaron como posibles activos de cambio como y .

“Boston ha dejado claro a todo el mundo que le ha preguntado que los jugadores de su núcleo no están disponibles. Eso incluye, según dicen las fuentes, a Hayward y a Smart, jugadores que han sido considerados como posibles piezas de traspaso en el pasado”, pudo comentar el periodista Brian Windhorst (ESPN) de manera reciente.

Esto es como todo. Los Celtics ahora se están haciendo los interesantes dado que las cosas han comenzado demasiado bien; seguramente, mejor de lo que ellos mismos esperaban. Aunque la realidad verdadera podría apuntar más bien a que en la lista de intransferibles pase lo que pase estarían Jayson Tatum, Kemba Walker… Poco más.

Gordon Hayward posee una temporada más de contrato garantizado y de cara a la que viene (2020-21) una opción de jugador por valor de 34,1 millones de dólares. SI nada cambia, lo más factible es que se acoja a dicha disyuntiva, dado que estaría complicado para él rascar más dinero en la agencia libre 2020. Con esa perspectiva, si Hayward sigue emitiendo una buena temporada, no sería del todo descartable que los Celtics pudieran llegar a acceder a un intercambio por una contraprestación interesante. Más teniendo en cuenta que el año que viene tocará renovar a Tatum por un máximo y que las arcas de Boston no son ilimitadas (141 millones ya comprometidos para el curso que viene si Hayward ejerciese su player option).

Sobre todo por el tema renovación de Tatum, una salida de Hayward no es descartable en absoluto de cara a los próximos meses. Sí que se antoja un poco más impensable la de Smart (entre 12 y 14 millones anuales de salario los próximos años) en estos momentos. Entre otras cosas porque resulta el alma del equipo y la franquicia, como ha venido haciendo en las últimas temporadas.

Aunque la cuestión para Gordon Hayward en estos momentos es recuperar, de nuevo, su mejor nivel después de haber tenido que interrumpirlo debido a una fractura en la mano. En estos momentos todavía le queda algo más de un mes de baja. Antes de lesionarse, 18,9 puntos, 7,1 rebotes, 4,1 asistencias, 55,5 por ciento en tiros de campo, 43,3 en triples, 61,4 en eFG% o 63,8 en true shooting percentage para él. Lo que venía siendo un señor arranque de curso para Hayward, después de no haber convencido en su vuelta, curso pasado, tras la grave lesión (fractura de tibia) sufrida hace dos años.

Estaba volviendo a su mejor versión y tendrá que volver a hacerlo. Y (curioso) no se sabe si eso le aleja más o menos de un futuro en los Celtics.

(Fotografía de portada: Maddie Meyer/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Beverley: “Sin la NBA, habría sido el mejor traficante de drogas del mundo”

Se desestiman los cargos de acoso doméstico contra DeMarcus Cousins

Siguiente