Boston no ha negociado recientemente por Westbrook o Griffin

Con la agencia libre cada vez más vacía de jugadores capaz de marcar diferencias en la NBA, los no han quedado plenamente satisfechos con su plantilla. La llegada de y la elección en el draft de con la tercera selección deberían ayudar a dar un paso cualitativo, pero su presidente sigue empeñado en encontrar un movimiento más para convertir a Boston de nuevo en un candidato al título de pleno derecho.

Según el Boston Herald, ese sigue siendo el plan de los Celtics, aunque encontrar a una estrella en el mercado de traspasos sigue siendo complicado. El alto precio pedido por los durante la noche del draft, por ejemplo, frustró el fichaje de . Chicago pedía la tercera elección y dos jugadores de la rotación habitual de los Celtics a cambio del escolta All-Star, algo a lo que Danny Ainge acabaría negándose. Las altas demandas de equipos que entren en negociaciones con Boston, especialmente sabiendo su “riqueza” en forma de activos traspasables como elecciones del draft y jugadores jóvenes de calidad serán un problema.

Preocupación por Griffin

Los dos nombres más comentados en recientes días han sido y , pero recientemente no ha habido negociaciones por ninguno de los dos jugadores por parte de los Celtics. Los no han dado especial muestra de buscar una revolución traspasando a una pieza clave de su proyecto, completando su plantilla con una clara apuesta por la estabilidad del bloque, renovando a jugadores como Jamal Crawford, Austin Rivers y Luc Mbah a Moute.

Además, los Celtics también tienen serias dudas sobre el estado físico de Griffin, quien se perdió gran parte del final de la pasada campaña, incluyendo los últimos partidos de Playoffs, por culpa de un desgarro de tendón en su cuádriceps izquierdo, una lesión que también le dejará fuera de Río 2016. La incógnita sobre cómo saldrá de su recuperación, especialmente con el riesgo de que salga al mercado en el verano de 2017 (tiene opción de jugador para 2017-18), le hace menos valioso de lo que su renombre y calidad hacen pensar.

La incógnita OKC

La situación de Oklahoma City es diferente. Hasta el momento no han cerrado ningún tipo de movimiento en la agencia libre, manteniéndose en una actitud sospechosamente tranquila desde la marcha de Kevin Durant a Golden State. Con un General Manager como a quien raramente le ha temblado el pulso para traspasar a un jugador importante (ver James Harden o más recientemente Serge Ibaka) cuando lo ha creído conveniente, la posibilidad de que Russell Westbrook pueda estar en el mercado antes de ser agente libre en verano de 2017 es muy real.

Pero, a la vez, el tiempo juega a favor de los pacientes. A dos meses y medio del inicio de la pretemporada, nadie querrá poner las cartas ni sus mejores ofertas de traspaso sobre la mesa hasta que sea necesario. Esa prisa (o ausencia de ella) determinará si los Celtics se mueven pronto para tener perfilado su proyecto con antelación o, por el contrario, esperan hasta los últimos momentos antes de arrancar la temporada para buscar el mejor acuerdo posible. En esta partida de poker se encuentra inmerso el siempre inquieto Danny Ainge.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Dwight Powell rechazó mejores ofertas para seguir en Dallas

“Soy Dwyane Wade, ahora en los Chicago Bulls”

Siguiente