Caldwell-Pope, objetivo número uno de los Rockets


Houston tiene subrayado en rojo el nombre de Kentavious Caldwell-Pope. Deseando reforzar su juego en las alas, a los Rockets se les ha relacionado con varios jugadores, siendo el escolta de Los Angeles Lakers una de esas opciones. Sin embargo, no ha sido hasta ahora cuando Marc Stein de The New York Times ha señalado a Caldwell-Pope como el objetivo número uno.

Según fuentes del citado periodista, la franquicia de Texas, lejos de conformarse con la mejoría de las últimas fecha, sigue pensando que necesitan incorporar la plantilla nuevas piezas para pelear con Golden State Warriors, siendo el shooting guard angelino el favorito para ello.

El enfoque está puesto sobre Caldwell-Pope, pero conseguir un acuerdo se antoja realmente complicado. Para empezar cuesta ver qué podría ofrecer Houston para convencer a los Lakers. Cuando surgieron los rumores con su posible traspaso, Shams Charania de The Athletic comentaba que los Rockets ofrecerían a Brandon Knight, base que sigue lesionado y tiene contrato para el curso 2019-20 por 15,6 millones de dólares. Resumiendo: los Lakers no lo quieren y con razón.

Con ese nublado panorama, las únicas opciones restantes serían las de jugadores cuyo contrato no pasa de los 3,7 millones anuales, lo que obligaría a buscar un tercer equipo para cerrar un acuerdo. Cabe recordar que los de oro y púrpura estaban interesados en Trevor Ariza, quien era un encaje perfecto tanto por salario como por prestaciones, pero los Suns decidieron enviarlo a Washington Wizards.

La competencia

El mayor problema para Houston no queda en encontrar el ajuste económico-deportivo perfecto, sino que deberán pelear además con otros equipos que quieren reforzar su juego de perímetro. Así, y a falta de saber si los Lakers optan finalmente por traspasar a su jugador, otras franquicias como New Orleans Pelicans o Philadelphia 76ers podrían pujar por Caldwell-Pope. Además, debemos contar con que el escolta puede vetar cualquier traspaso al ser One-Year Bird; condición que se adquiere al renovar por un año con el equipo que tenías contrato anteriormente. Sí, su futuro está en sus manos.

De menos a más

Caldwell-Pope ha mejorado mucho en los últimos encuentros. Tras un inicio de campaña complicado que incluso le hizo perder peso en la rotación, este chico formado en la Universidad de Georgia ha despertado para firmar 12,2 puntos con un 37% en los últimos cinco partidos disputados. Pese a que los 9,1 puntos que promedia a nivel general están lejos de los 13,4 de su primer curso angelino, sigue siendo sin duda una pieza más que interesante para aquellos conjuntos que desean mejorar ya.

(Fotografía de Sean M. Haffey/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.