Chicago busca un directivo de peso para su oficina


La idea de la franquicia de Illinois es que la persona que llegue se convierta en voz e imagen del equipo

Chicago Bulls quiere dar un golpe de efecto a su oficina. Los de Illinois, con la idea de potenciar una parcela en la que entienden podrían tener mayor presencia, están inmersos en la búsqueda de un directivo de prestigio que se convierta en una presencia autorizada dentro del organigrama; informa K.C. Johnson de NBC Sports Chicago.

Según el citado periodista, Michael Reinsdorf, presidente del equipo, ha estado manteniendo reuniones durante el descanso por el All-Star con varias personas de la liga de cara a encontrar el candidato –o candidatos– adecuado para dar un impulso a la franquicia renovando sus directivos.

¿Quiere decir esto que John Paxson o Gar Forman perderían sus peso en el equipo? No lo parece. Tanto el vicepresidente de operaciones de baloncesto como el general manager seguirían con sus funciones mientras que el recién llegado –aún por conocer– se convertiría en una una voz y rostro dentro de la franquicia que se ocuparía de los asuntos cotidianos. Llegados a este punto, desconocemos qué título tendría su cargo o hasta qué punto entraría en conflicto con los anteriormente mencionados.

Chicago quiere cambios, y puede que sea más de uno. Aunque Forman continuaría al frente del departamento de scouting, también se estaría a la caza de algunos elementos que hagan que esta parcela sufra un importante cambio. La idea es que el trabajo de ojeo sufra una transformación importante.

La única certeza por ahora es que no hay nada seguro salvo que alguien llegará. Una fuente del citado medio recalca que a estas alturas aún no hay una decisión firme sobre cómo quedaría la estructura de la oficina. Aunque todo hace indicar que Paxson y Forman seguirían siendo importantes, que alguno delegase tareas en una nueva pieza es una posibilidad real.

¿Qué pasa con Boylen?

Como cada vez que se habla de cambios en la oficina de una franquicia, el tema de si seguirá o no el actual entrenador salta al primer plano. En relación a esto, el puesto de Jim Boylen no correría peligro, en principio. El técnico de los Bulls firmó una extensión el pasado verano y por el momento contaría con un apoyo significativo de Reinsdorf y Paxson. Si bien este es el presente, que lo veamos o no sentado en el banquillo de Chicago al comenzar el curso 2019-20 podría ser una prueba sobre el peso que tendría en el equipo el nuevo ejecutivo.

(Fotografía de Jonathan Daniel/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.