Sin Paul, Clippers se centran en retener a Blake Griffin


De manera lógica, tras el movimiento sísmico que ha sacudido la NBA este miércoles —una superestrella como Chris Paul, traspasado a los Rockets de James Harden—, el horizonte cambia sobremanera para los Clippers. Tal como se hizo eco la periodista Ramona Shelburne, gran conocedora del mercado angelino, la prioridad, ya sin Paul, de la franquicia angelina es retener a toda costa a Blake Griffin.

El ala-pívot y estrella de los Clippers será agente libre sin restricciones a partir de este mismo sábado, pudiendo, pues, negociar libremente con cualquier organización. Hasta la tarde de hoy, parecía que los Clippers tenían más o menos pensado un acuerdo con Griffin por el máximo salarial: cinco temporadas y 175 millones de dólares —35 millones por curso—. Pero eso era antes de que se conociera el movimiento por Chris Paul.

Los Clippers centrarán todos sus esfuerzos entonces en la retención de Griffin, que también tiene terceros pretendientes como los Celtics, Nuggets o Heat. La intención de Clippers no concibe su marcha, sin embargo se desconoce qué efecto puede tener la salida de Paul en la negociación con Blake Griffin.

Ventaja económica

Podría darse la posibilidad de que el ala-pívot accediera a ser, con su máximo debajo del brazo, o bien que como Chris Paul prefiriera calibrar sus opciones de campeonato en otra ciudad del mapa NBA. En cualquier caso, los Clippers tienen la ventaja económica, ya que el máximo que le pueda ofrecer cualquier otra entidad es de 130 millones en cuatro años (32,5 por ejercicio).

La renuncia también de Griffin supondría el desmantelamiento completo del proyecto actual, que sigue liderando Doc Rivers, y el inicio de una severa reconstrucción. En tal caso, hasta sería estudiable si traspasar el contrato de DeAndre Jordan —22 millones la temporada que viene— por activos de futuro.

Caso de Redick

La no continuidad y traspaso de Chris Paul no afecta, en cambio, a la continuidad de J.J. Redick. También agente libre sin restricciones en julio, el escolta tiene previsto pedir una cantidad cercana a los 20 millones para firmar contrato y eso le aleja por completo de los planes de los Clippers.

La organización angelina ya no tiene a Paul, pero sí contará con los salarios de Louis Williams (7 millones), Patrick Beverley (5), Sam Dekker (1,7) o Montrezl Harrell (1,4) tras el traspaso con Houston.

Con Chris Paul a los mandos, los Clippers dicen adiós a seis temporadas de clasificaciones seguidas para playoffs. Antes de la llegada del base, la franquicia solo se había colado en la postemporada cuatro veces en 27 temporadas. Además, las últimas seis temporadas han sido las mejores de la entidad en cuanto a porcentaje de victorias en temporada regular.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.