DeMarcus Cousins sufre un desgarro en el ligamento cruzado

La franquicia angelina le realizará unas pruebas finales para confirmar una lesión que puede hacer que se pierda toda la temporada

El primer revés para los 2019/20 ha llegado muy pronto. Según informaba Adrian Wojnarowski de ESPN, había sufrido una posible lesión de rodilla durante un entrenamiento, la cual le había obligado a ir a Los Ángeles para someterse a diversas pruebas. Pues bien, Shams Charania de The Athletic adelanta que el pívot de los de oro y púrpura ha sufrido un desgarro en el ligamento cruzado anterior.

Aún es pronto que hablar del tiempo exacto que estará alejado de las canchas, pero lo que es seguro es que Cousins estará de baja durante muchos meses. Para entender exactamente lo que ha ocurrido, la forma más rápida de explicarlo es recordar lo que le ocurrió a Klay Thompson en las Finales, ya que sufrió la misma dolencia. En el caso del escolta ya se dijo que la opción de que no jugase en toda la campaña 2019-20 estaba en el aire. Cousins debería tener un pronóstico parecido, solo que su percance ha ocurrido dos meses después…

En cuanto al momento en el que se produjo la lesión, esta tuvo lugar mientras Cousins estaba entrenando el lunes en Las Vegas. Realizando un ejercicio se golpeó la rodilla con otro jugador en lo que una fuente define como un choque. La decisión inmediata fue que abandonase la cancha.

Este contratiempo supone la tercera lesión de gravedad en apenas dos cursos para el jugador de 29 años. Durante la temporada 2017-18 sufrió la rotura del tendón de Aquiles mientras formaba parte de New Orleans Pelicans. En la pasada, ya como miembro de Golden State Warriors, hubo de hacer frente a una lesión en el cuádriceps.

Aunque se entiende que son LeBron James y Anthony Davis quienes deben llevar el peso de los de oro y púrpura, la contratación de Cousins había tomado el cariz de ser una oportunidad de mercado que podía salir realmente bien. Los Lakers firmaron por un año y 3,5 millones de dólares a un jugador que en su carrera ha promediado 21,2 puntos y 10,8 rebotes.

¿Y ahora qué?

Pues el futuro de Cousins, y no solo en lo que respecta a la venidera campaña, se vuelve muy incierto. Cuando sufrió la rotura del tendón de Aquiles no faltaron especialistas señalando que era una lesión que podía acabar con su carrera, ya no porque no se pudiese recuperar –que lo hizo– sino porque esa vuelta se daría sin regresar a su nivel habitual y con otras dolencias que podían aparecer como consecuencia de la primera. Y así está siendo. Dado su peso y envergadura, verlo como en 2015 o 2016 parece imposible. Hablamos de un jugador que iba destinado a firmar el máximo y que ahora está jugando por excepciones salariales.

Volviendo al presente, ver a los Lakers manteniendo en plantilla a una pieza que puede pasarse todo el año lesionada tampoco parece sencillo. Con la intención de ganar desde ya, la gerencia de oro y púrpura ha formado una plantilla con la que rodear a LeBron y Davis; y claro, en ella necesitan un pívot de nivel. Iba a serlo Cousins, quien tiene su contrato garantizado. Pero ahora llega el momento de quizás poner en marcha un plan B, por duro que suene.

(Fotografía de Stacy Revere/BIG3 via Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Terry Rozier: “En Charlotte creen en mí”

Aaron Gordon: “He mejorado mucho en el poste”

Siguiente