Denver: los problemas de Isaiah obligan a firmar a Donald Sloan

continúa arrastrando molestias físicas de importancia que le impiden replicar su techo deportivo; ése que alcanzó en la campaña 2016-17 con los Celtics y del que poco después todo el legado que quedaba era un traspaso detrás de otro —de Boston a Cleveland y de ahí a los Lakers—. Y ante la imposibilidad de que el menudo base esté recuperado de facultades para el inicio del training camp de los , la entidad de Colorado ha decidido reforzar su puesto de base.

El veterano reforzará las líneas de Denver mientras Isaiah Thomas esté lamiéndose las heridas, como pudo informar Adrian Wojnarowski para ESPN.

El contrato de Sloan garantiza solo su presencia en el training camp que conducirá Mike Malone, pero tampoco es descartable que el experimentado jugador (30 años y cinco de experiencia en la NBA) se granjeé un hueco definitivo si su concurso en los ensayos raya a un nivel aceptable. De momento, la plantilla de los Nuggets está cifrada en 15 fichas, el número exacto de contratos garantizados —el de Donald Sloan no lo es— para empezar la temporada.

El calvario de Isaiah

Isaiah Thomas continúa recuperándose de su lesión de cadera, la que empezó a arruinarle los mejores momentos de su carrera en 2017 y todavía deposita palos en sus ruedas motrices. Durante los playoffs de aquella edición 2017, Thomas tuvo que decir adiós a la temporada de los Celtics antes de tiempo por la citada lesión, a la que había que añadir el fallecimiento de su hermana, Chyna. Momentos muy duros para el jugador que siempre se sobrepuso, a lo largo de su vida, al rechazo y prejuicios en torno a la relación entre su altura y el baloncesto de élite.

Volviendo a su lesión, los problemas de cadera se replicaron en la pasada temporada 2017-18. Empezó tarde el año con los Cavs por tales molestias y lo hizo precipitando su regreso debido al ansia de competición; el resultado fue que poco después de ser traspasado a Lakers, en febrero, decidió volver a operarse para eliminar las réplicas en sus dolores de cadera y dado que en L.A. había poco en juego en el plano deportivo.