Denver negocia por Malik Beasley y por Juancho Hernangómez

Los Denver poseen una clara superpoblación de buenos jugadores. Casi en cada demarcación, el equipo del renovado Mike Malone puede presentar dos o hasta más efectivos que ofrezcan servicios de alta gama. Es el caso de y , piezas de probada valía cuando les ha tocado saltar a la cancha y dar un paso adelante pero que no disfrutan de todos los minutos que desearían (y que merecerían) por lo concurrida que se encuentra la rotación del equipo.

No es que en Denver sean tontos y por eso tratan de sacar el máximo partido de esta situación. En este caso, ambos jugadores, Beasley y Hernangómez, terminan contrato el próximo mes de junio (agencia libre restringida). Debido a la inminencia de su ingreso en el mercado de jugadores sin equipo, los Nuggets estarían abiertos a negociar un traspaso por cualquiera de ambos, según pudo informar este viernes el periodista Shams Charania (The Athletic).

No es que estén en modo rebajas con sus dos jugadores, tocando todas las puertas posibles de la Liga, pero sí que escuchan propuestas que pudieran interesarles. Hasta el momento, Denver ha elevado demasiado sus exigencias para traspasar a cualquiera de los dos, según las fuentes consultadas por Charania, por eso nadie ha dado en la diana.

Eso sí, directivos rivales de los Nuggets creen que tanto Beasley como Hernangómez podrían salir de Colorado antes del deadline de febrero (día 6).

Muchos millones, no tanto espacio

La cuestión reside en que si Malik Beasley y Juancho tienen intención de firmar nuevos contratos por cantidades bastante más altas a las actuales (2,7 y 3,2 millones respectivamente), los Nuggets podrían no tener hueco suficiente en sus arcas para tales extensiones. Así, si no van a poder acoger nuevos contratos de mayor cuantía, una opción a valorar es la de traspasarlos ahora para sacar algo a cambio de su (puede que) inminente marcha. De lo contrario, se irían en julio y no habría posibilidad de rescatar ningún asset a cambio. La NBA da muchas vueltas y esta situación podría cambiar en los próximos meses pero con los contratos máximos de Jamal Murray y Nikola Jokic, más otros generosos como el de Gary Harris (entre 17 y 20 millones los próximos años) no queda demasiado parné disponible.

Cierto es que Paul Millsap y sus 30 millones, o los 14 de Mason Plumlee, expiran el próximo verano, hechos por los que los Nuggets cogerán algo de aire económico; pero no habrá hueco para extensiones ilimitadas para todos. Denver tiene que elegir con quién quedarse y es posible que las altas pretensiones sobre todo de Beasley choquen frontalmente con lo que la franquicia puede ofrecerle en la agencia libre.

El caso de Juancho Hernangómez podría ser algo diferente al de Beasley. Las pretensiones del jugador no serían tan altas y eso podría encajar en la cantidad a la que Denver estaría dispuesto a llegar. El asunto es que los Nuggets no podrán retener a todo el mundo, tendrán que elegir con qué jóvenes secundarios permanecer.

Malik Beasley está promediando 6,9 puntos en 16 minutos por encuentro y Hernangómez se mueve en 3,8 en 12,5 y no siempre actúa en todos los encuentros (ha participado en 18). Ambos rinden por debajo de las cualidades que pueden ofrecer debido al menor tiempo que obtienen en cancha. Por ello, una salida podría ser la mejor opción también para ellos, no solo Denver, para cuajar de una vez por todas actuaciones con mayor tiempo de acción y protagonismo en cancha.

(Fotografía de portada: Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Dewayne Dedmon quiere salir de los Sacramento Kings

Buddy Hield cree que los técnicos de los Kings han perdido la confianza en él

Siguiente