Detroit intentó, sin éxito, traspasar a Josh Smith

llegó el pasado verano a los Detroit como uno de los grandes fichajes de la temporada junto a Brandon Jennings. El ala-pívot aceptó un contrato de cuatro años y un total de 54 millones de dólares para construir un equipo ganador.

No obstante, su andadura en este primer tramo de competición no está siendo nada fácil. A los malos resultados que está cosechando el equipo, hay que destacar su falta de acoplamiento. La presencia de y como interiores titulares ha provocado que haya sido desplazado al puesto de alero, dónde no es tan efectivo.

Por estos motivos, por su longevo contrato y por el futuro que tiene por delante Monroe, la dirección de los Pistons se planteó darle seriamente una salida en el pasado mercado invernal.

La situación se presenta complicada para los Pistons en el mercado veraniego de 2014, ya que no dispondrán del suficiente espacio salarial para renovar a Monroe y, a su vez, retener en un futuro a Drummond. Alguien tendrá que tomar la puerta de salida de la franquicia pero, ¿quién será el elegido?