Detroit no está recibiendo las ofertas que esperaba por Andre Drummond


La crisis que nunca parece querer terminar. Eso es lo que vienen padeciendo los Detroit Pistons desde hace más tiempo del que querrían haberse permitido; olvidados ya los frecuentes cameos en las Finales que acostumbraban a registrar Chauncey Billups, los Wallace, Rip Hamilton y compañía. En esta ocasión, además de la aparatosa lesión que impide contar con el mejor Blake Griffin, los Pistons también están pinchando en hueco a la hora de traspasar a Andre Drummond.

Según pudo contar el periodista James L. Edwards III en The Athletic, Detroit no habría recibido ni una sola propuesta por Drummond recibiendo a cambio de su salida una primera ronda del draft.

El pívot de los Pistons puede salir al mercado para ser agente libre sin restricciones el próximo verano, y eso estaría haciendo que las ofertas por Drummond fueran de lo más conservador, dado que el trato podría tener validez solo por unos meses si el jugador opta por testar la agencia libre y rechazar su opción de jugador de 28,7 millones de dólares.

Las negociaciones entre Pistons y Hawks por Drummond continúan; de hecho ya habrían concluido de manera satisfactoria si Atlanta hubiera incluido en el pack una primera ronda, tal como Sam Amick (The Athletic) había contado hace ya algunos días. La oferta de los Hawks solo contemplaba contratos expiring para poder liberar salario, a base de bien, el próximo verano. Eso no fue suficiente para dejar escapar a Drummond, que también puede ser considerado un contrato a punto de caducar.

De ese modo, los Detroit Pistons se están chocando contra una pared a la hora de negociar la salida de Andre Drummond. Esperaban que alguien pudiera llegar a ofrecer una primera ronda del draft pero, de momento, no ha sido así. La franquicia de Michigan ha estado tratando de negociar activamente en las últimas semanas, han llevado la iniciativa, pero no ha encontrado ningún acuerdo que le fuera satisfactorio. Con quien más cerca estuvieron fue con Atlanta, pero se les resistió esa primera ronda del draft.

Se les debe de notar a estos Pistons sus ganas de deshacerse de Drummond. No porque el pívot lo esté haciendo especialmente mal (está en los mejores promedios de su carrera) sino porque a su incapacidad para liderar un bloque ganador se une que tendrá intención de salir al mercado en verano. Y los Pistons parecen lejos de querer pujar por él cuando toque, en el mes de julio. Así, el ansia de querer quitárselo de encima les están haciendo perder la negociación por ahora. Tienen de tiempo hasta el próximo 6 de febrero, fecha del deadline de traspasos.

(Fotografía de portada: Gregory Shamus/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.