Draymond Green y Tristan Thompson, ¿trifulca en un local de L.A.?


Que Draymond Green y Tristan Thompson son como el agua y el aceite es vox populi en cualquier estamento de la NBA. No se gustan. Es más, la sensación es justo la contraria. Y ambos jugadores no han tenido precisamente pocos episodios enfrentados en los últimos años (cuatro Finales de la NBA); el resultado ha sido que sus barreras se han hecho más gruesas en lugar de rebajarse.

Un último episodio en la peculiar serie de afectos encontrados podría haberse vivido hace un par de semanas en un local de Los Angeles. Según el periodista Jason McIntyre Green y Thompson habrían llegado al contacto físico.

Pero para explicar el escozor reciente que se supone que Thompson predica hacia Green (y viceversa) rebobinamos unas semanas más. Exactamente al final del cuarto partido que dio el tercer anillo en cuatro años a Golden State Warriors (barrida en toda regla). Finalizado el partido y la serie, los jugadores de ambos equipos se daban fraternalmente la paz antes de pasar por vestuarios, unos, y por el arco de triunfo los otros. Todo marchaba según los cánones de la deportividad pero Green —y lo captan las cámaras— decide ‘pasar’ de Tristan Thompson en los saludos post partido. Las continuas escaramuzas entre uno y otro en las Finales hicieron llegar el rencor deportivo a otro nivel. Green, experto en incendios de toda clase, había prendido la llama para lo que ha ocurrido más recientemente.

Bien, pues semanas después de aquello, se supone, y siempre según la versión del citado McIntyre, que ambos jugadores coincidieron en un local nocturno de Los Angeles. Quizá arrepentido de aquella maniobra antideportiva, Green se acercó para pedir disculpas a Thompson y su círculo. Y entonces llegó la discordia.

Green no va al suelo

El pívot de los Cavaliers habría respondido con un “nah, man…”; pero acto seguido Green habría tratado de seguir mostrando la bandera blanca (“yo no pretendía…” estaba diciendo) cuando de repente, y siempre de manera supuesta, Thompson habría golpeado a su rival en las pasadas Finales.

Draymond respondió al ataque sin irse al suelo y hasta ahí se sabe de los hechos que han trascendido.

No se gustan, han tenido de hecho encontronazos cada año en las Finales. He aquí una rivalidad que podría ser perenne en el resto de sus carreras.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.