Drummond apunta al máximo

La temporada ha finalizado para los Detroit más rápido de lo que algunos preveíamos. Su eliminatoria frente a Cleveland ha sido un rayo. Visto y no visto: 4-0 y a disfrutar de las vacaciones.

Eso en cuanto a los jugadores, porque desde la directiva, desde el instante en que se confirmó su exclusión de Playoffs, ya están pensando en el equipo que quieren construir para la temporada que viene. Hay un nombre clave, un tabique de carga sobre el que, tienen claro, sustentarán el proyecto; la muñeca más tosca de la NBA, .

Bromas aparte, la campaña que ha realizado el pívot de Detroit ha sido magnífica y le consolida como una de las mayores referencias del presente y futuro bajo los tableros de la liga. A sus 22 años ha cerrado la regular season con 16,2 puntos, 14,8 rebotes —líder de la NBA— y 1,4 tapones. En sus cuatro partidos de postemporada ha mantenido su techo anotador (16,8 puntos) y sufrido ante la intensidad reboteadora de Love y Thompson (9). Y otra cosa tampoco ha cambiado. Su efectividad en los tiros libres durante la serie ante los Cavs ha sido idéntica a la exhibida el resto del año: asombrosamente mala. Del 35,5% estos seis meses al —aún había margen de “empeora”— 32,4% de Playoffs.

“Se lo merece”

No obstante —y salvando las distancias— Shaquille O’Neal o Ben Wallace también fueron unos paupérrimos lanzadores de tiros libres durante toda sus carrera, y eso no les impidió triunfar ni ser los timones de sus respectivas franquicias. , dueño de los Pistons, así lo cree, y sabe a qué jugador de su plantilla quiere otorgar el contrato máximo.

Según fuentes de Inside Hoops, Gores irrumpió en el vestuario de su equipo tras la última derrota ante los Cavs y comenzó a hablar del futuro. Lo dejó claro. Quiere que Drummond sea la piedra angular y no dudará en ofrecerle el máximo. “Creo que es un gran jugador. Se lo merece, sin ninguna duda”.

También tuvo un par de palabras para aquellos con quienes desea rodearle. “Otra buena noticia, es la apuesta que hicimos con . Es un buen hombre”, dijo sobre el ex jugador de Orlando llegado en el mercado invernal. Y concluyó su guiño con un novato. “¿Y qué me decís de este chico?”, dijo mientras chocaba su mano con .

Lo cierto es que la plantilla —, , — está prácticamente hecha; y por lo visto, el faro que guiará su camino lo tendrán justo debajo la canasta.