El difícil objetivo de renovar a Joe Harris


Una de las grandes prioridades de los Nets durante la temporada baja será la renovación de Joe Harris. Así lo ha confirmado el general manager Sean Marks, según una información del New York Post. El nuevo entrenador Steve Nash también cuenta con él y espera tenerlo a sus órdenes durante la temporada 2020-21. Sin embargo, no será una tarea nada sencilla.

Harris se convertirá en agente libre sin restricciones y se espera que tenga muchos pretendientes llamando a su puerta desde que se abra el mercado. Su efectividad desde la larga distancia y su capacidad para abrir la pista son dos bienes muy codiciados en la liga. El propio escolta afirmó el pasado mes de febrero que le gustaría seguir en Brooklyn y su postura se ha mantenido inalterable hasta la actualidad. Pero existe un importante obstáculo: el margen salarial.

Los Nets ya tienen comprometidos 132 millones de dólares para el próximo curso, repartidos en diez contratos garantizados. Esto sin incluir al propio Harris, los cinco millones de la team option de Garrett Temple o los casi dos no garantizados de Timothe Luwawu. Aún así, mantener a su francotirador en nómina sigue siendo el principal objetivo.

Es fácil entender por qué. El 43,9% de acierto en el triple que registra desde la temporada 2017-18 tan sólo es superado por Seth Curry entre aquellos jugadores que han probado suerte en, al menos, cien ocasiones, según Elias Sports. Todo ello por un montante de 7,6 millones en el presente curso. Una auténtica ganga dentro de la relación calidad-precio-rendimiento. Su agente, Mark Bartelstein, moverá sus hilos en búsqueda de un contrato más lucrativo. La cuestión es, ¿podrán los Nets ofrecerlo?

El ex-asistente del general manager de los Nets, Bobby Marks, declaró que si Harris recibe un salario inicial de 12,2 millones, la franquicia neoyorquina podría enfrentar un impuesto de lujo de 50 millones. Mientras tanto, la mayoría de los ejecutivos de la liga opinan que su nuevo contrato podría oscilar en torno a los 15 millones anuales.

Si se cumplen los pronósticos, parece muy poco probable que Harris vista la misma camiseta el próximo curso. Así, se abre un amplio abanico de posibilidades. Sus propios vecinos, los Knicks, disponen de 47 millones de espacio salarial para invertir. Otras franquicias, como los Hawks, los Hornets o los Timberwolves podrían ser otros destinos afines, en cuanto a estilo, perfil buscado y colchón salarial. Desde el New York Post también sugieren un interés procedente de los 76ers y los Warriors mediante sign-and-trade. ¿Cuál será finalmente el destino de Joe Harris?

(Fotografía de portada de Ashley Landis-Pool/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.