Eric Gordon no firmará una extensión con los Rockets


Pese a que aún le quedan dos años de contrato, Eric Gordon parece tener claro que su deseo es salir a la agencia libre en 2020. Esta información ha sido ofrecida por Jonathan Feigen, periodista del Houston Chronicle, que asegura que el motivo de esta decisión es meramente económico, ya que la posible extensión no satisface los deseos del jugador.

Gordon firmó con los Rockets en 2016 por cuatro años y 52 millones, una cifra que, en vista de su rendimiento, ha resultado francamente económica. Según informa Feigen, este contrato permitiría al escolta firmar una extensión que, en líneas generales, comenzaría con un salario de 16,8 millones en 2020 y crecería un 8% a lo largo de las tres campañas siguientes. Aunque en estos dos años pueden cambiar muchas cosas, el jugador considera que esta cantidad es inferior a la que merece.

No obstante, no firmar la extensión no supone necesariamente salir de Houston. De hecho, Gordon ha declarado que su deseo es continuar en la franquicia texana: “Hemos tenido algunas charlas acerca de la extensión, pero ninguna realmente en serio” aseguró. “Me gustaría estar aquí todo el tiempo que pueda. De momento estaré dos años más y luego ya veremos. Habrá que ver cómo va todo en este tiempo, pero realmente me gustaría pasar aquí el resto de mi carrera” concluyó.

Una pieza clave

Lo que se desprende de esta información, por tanto, es que Gordon desea continuar en los Rockets pero recibiendo un salario mayor. No es de extrañar, ya que su rendimiento como líder de la segunda unidad desde su llegada ha sido intachable. En la temporada 16-17, sus 16,2 puntos por partido le valieron el premio a Mejor Sexto Hombre, y el curso pasado su aportación fue incluso mayor.

El escolta mejoró sus cifras hasta los 18 puntos de media por encuentro, aunque en esta ocasión Lou Williams le superó en la batalla por el título como Mejor Sexto Hombre. Aun así, su progresión como jugador ha sido evidente, pues ha ido sumando armas ofensivas a su siempre fiable tiro exterior, convirtiéndose en uno de los anotadores más efectivos de la Liga. Junto a Chris Paul y James Harden, forma el que seguramente sea el backcourt más completo de la NBA, y ha sido incluso capaz de echarse el equipo a la espalda cuando sus dos estrellas no terminaban de estar finas.

Con todo, sus pretensiones económicas podrían poner a los Rockets en un aprieto. CP3 renovó este verano por un total de 159 millones en cuatro años, y Harden tiene firmada ya una extensión que le hará recibir 169 millones en otros cuatro años a partir del próximo curso. Para el verano de 2020, en el que Gordon sería agente libre, Houston tiene comprometidos 82,1 millones solo en sus dos estrellas, siempre según datos de la web Spotrac.

Esto limitaría el margen de maniobra de la franquicia, que ya este año tuvo que ingeniárselas para retener a Clint Capela por un salario relativamente bajo para los tiempos que corren en la Liga. Veremos cómo evoluciona la plantilla en estas dos temporadas, pero ahora mismo se antoja complicado que puedan dar a Gordon un contrato equivalente a su rendimiento sin incurrir en un gasto enorme en impuesto de lujo.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.