Houston busca un exterior: estudiaron incorporar a J.R. Smith

Los Houston andan firmando horas extra en los despachos este verano con el objetivo de armar la plantilla más competitiva posible de cara a la próxima temporada. Muchas voces apuntan a que el equipo que entrena Mike D’Antoni está ahora menos afilado que hace unos meses, cuando estuvo a punto de tumbar a los Warriors en las finales del Oeste. La llegada de Carmelo Anthony no es suficiente para la franquicia texana, que sigue en búsqueda de nuevas piezas que amplíen sus posibilidades de juego y daño. De ese modo, según pudo hacerse eco el respetado periodista Zach Lowe, los contemplaron durante algún momento de este verano incorporar a .

Al escolta de los Cavaliers le restan todavía dos temporadas con su actual contrato (la segunda solo parcialmente garantizada) y un salario entre 14 y 15,5 millones de dólares, y parece que es del agrado de la parcela directiva de Houston. El tono de Lowe en esta información, sin embargo, era más de que Houston tuvo interés en algún momento pero éste ya habría aminorado.

Smith dejó flujos anotadores —su principal fortaleza— de 8,3 puntos (40,3 por ciento en tiros de campo y 37,5 en triples) en temporada regular y 8,7 tantos (34,8 en tiros de campo y 36,7 de tres) la pasada temporada con los Cavs.

Ante la marcha de LeBron James se cree que el protagonismo ofensivo de J.R. puede crecer, con más lanzamientos y producción por partido. De igual modo que ocurre con Kevin Love, Tristan Thompson o George Hill.

Y Johnson

Pero, como decimos, Houston no deja de trabajar  y estudiar posibles vías para reforzarse. Otro jugador por el que los Rockets habrían preguntado sería , escolta de los Miami Heat. El jugador afincado en South Beach posee una temporada más garantizada a razón de 19 millones y Houston, en cualquier caso, tendría que tratar de hacerse con él vía traspaso. De igual modo que ocurre con J.R.

Tanto con Smith (15 millones) como con Johnson (19), los Rockets están apuntando a jugadores con salarios quizá un poco hinchados con respecto al rendimiento que han tenido en cancha. ¿Por qué? Sencillo, la moneda de cambio que Houston desea emplear para la incorporación de un jugador de perímetro importante es .

Salida de Anderson

La entidad texana desea traspasar el contrato de su ala-pívot, tarea que no parece del todo sencilla. El contrato de Anderson contempla dos temporadas más garantizadas (hasta el verano de 2020) por entre 20 y 21 millones por temporada. Para poder mover al ala-pívot especialista en triples los Rockets tendrían, pues, que absorber un contrato (o paquete) de dimensiones similares.

Lo parece claro es que los Rockets quieren reforzar su plantilla con un jugador exterior más y no consideran suficiente las llegadas de James Ennis y Carmelo Anthony este verano. Melo, de hecho, es muy probable que pueda actuar como falso cuatro la temporada que viene.

Pago histórico en salarios

Cabe recordar que Houston Rockets acometerá la temporada que viene el mayor desembolso en salarios de toda su historia. En este momento poseen 136 millones comprometidos, lo que eleva a 165 el pago total (con pago por impuesto de lujo), según se hizo eco el gurú Bobby Marks. En la salida de Anderson entonces también intentarían ganar algo de margen salarial, aunque sea complicado dado la alta ficha del jugador y el escaso margen que las franquicias cuentan en sus presupuestos anules.