Houston explora el mercado para traspasar a Capela, Tucker o Eric Gordon

Ya saben, menos James Harden, todos los jugadores de la actual plantilla de los con contrato para el curso que viene son potenciales piezas de traspaso. Volver a caer en los playoffs del Oeste, y otra vez contra los Warriors, ha activado la palanca de los cambios en Houston. Nadie, salvo La Barba, es intransferible.

A este respecto, informa Marc Stein, para The New York Times, sobre tres nombres de los cuales al menos uno asume Houston que no estará el próximo curso: , P.J. Tucker y . La entidad texana ha empezado los movimientos para traspasar a alguna de estas piezas. Este inicio de las operaciones coincide no solo con el citado deseo de la entidad de explorar opciones de traspaso para casi el total de su plantilla, sino también con la ruptura de las conversaciones para la renovación de Mike D’Antoni, quien entra en su último año de contrato en la 2019-20. El entrenador firmó en junio de 2016 con Houston un acuerdo por cuatro cursos.

Los contratos de Capela, Gordon y Tucker

Capela tiene todavía cuatro campañas de contrato por delante y buena parte del dinero firmado en 2018 pendiente de cobrar. Y es que el verano pasado el pívot renovaba con Houston por cinco años y 90 millones de dólares, de los que solo ha percibido 13,79 millones de dólares. Su nómina, ascendente curso a curso, marca 14,89 millones para la 2019-20, 16,0 millones con vistas a la 2020-21, 17,10 millones en la 2021-22 y 18,20 millones en la 2022-23.

Más desahogadas para las arcas de Houston son las situaciones de Eric Gordon y de P.J. Tucker. El primero es expiring y su último año de contrato refleja 14,05 millones de dólares. P.J. Tucker, por su lado, tiene dos temporadas más por delante, a razón de 8,34 millones en la 2019-20 y 7,96 millones de dólares para la 2020-21, aunque de ellos solamente 2,56 millones están garantizados.

La nómina de Paul

El base, renovado en el pasado mercado veraniego por cuatro cursos y 159,7 millones de dólares, puede tener un contrato que con el paso del tiempo se convierta en algo pesado para Houston. Chris Paul percibirá 38,50 millones el próximo curso—mejor pagado incluso que Harden—, ganará 41,35 en la 2020-21 y dispondrá de una opción de jugador por valor de 44,21 millones de dólares para la campaña 2021-22.

(Fotografía de portada: Gene Sweeney Jr./Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Miami, interesado en recibir traspasado a J.R. Smith por cuestiones salariales

Los Warriors apostarán fuerte por Kevon Looney este verano

Siguiente