Jimmy Butler: Minnesota pide demasiado


Lo último acerca de la más que presumible salida de Jimmy Butler de los Timberwolves es que la entidad que pilota Tom Thibodeau pide demasiado a cambio a todos sus interlocutores.

Como pudo hacerse eco Adrian Wojnarowski (ESPN), la ‘lobera’ estaría demandando diversos tipos de activos a cambio de Butler —uno o un par, no todos al mismo tiempo—; veteranos de calidad, jugadores top de la liga, futuras jóvenes estrellas, así como cierto respiro salarial. Y eso está siendo demasiado para todas las franquicias que han descolgado el teléfono para tratar de formular un traspaso correcto por Jimmy Butler.

Hasta ahora parece que Miami Heat es la organización que más cerca está de los Timberwolves en términos de negociación. Houston también anda detrás de una fórmula creativa para poder repatriar a Butler (que es natural de Houston), sin embargo esta opción resulta muy retorcida ya que los Rockets no poseen espacio salarial para extender un máximo al escolta en verano.

Eso deja a los Heat de Pat Riley y Erik Spoelstra como grandes favoritos en la subasta, con Clippers y Nets sin apenas opciones hasta el momento.

No a los entrenamientos

Mientras las negociaciones siguen buscando un patrón definido, Minnesota y Thibodeau tratan de reconducir la rebelión de su estrella, hasta el momento parece que sin éxito ya que Butler se habría negado a atender cualquier evento con los Timberwolves hasta que se formalice su salida. No es escasa pataleta, ya que el training camp del equipo está comenzando y los entrenamientos se sucederán en los próximos días.

La percepción de las franquicias negociadoras por Butler es la de que, por el momento, Thibodeau solo está sondeando las ganas de cada entidad de hacerse con su jugador y lanzando contraofertas demasiado altas para que todo el mundo decline. Otros compañeros de profesión de Thibs opinan que lo que el presidente desea es recuperar, mínimo, los activos que entregó a cambio de Butler en 2017 (Zach LaVine, Kris Dunn y un número 7 del Draft que terminó siendo Lauri Markkanen). Porque lo cierto es que la casi segura salilda de Jimmy es un desastre directivo en todos los sentidos.

Esta situación podría tener que cambiar en breve, dado que si Butler sigue negándose a entrenarse con su equipo, Minnesota tendrá que encontrar una solución célere. Lo que parece lógico es que Thibodeau no quiere perder un ápice de condición ganadora con la salida de Butler y por ello lo que demanda son jugadores de postín; la llegada del técnico y presidente a Minnesota fue de la mano de formar un equipo ganador y en este momento no desea emitir paso atrás alguno.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.