Jimmy Butler rechaza una extensión máxima con Minnesota

Minnesota no podrá asegurar este verano la continuidad de a largo plazo. El escolta, quien en 2019 podría ser agente libre si opta por salir de su contrato, ha decidido rechazar la extensión que le ha puesto sobre la mesa la franquicia de Minneapolis, tal y como confirma el propietario del equipo, Glen Taylor, en declaraciones al periodista local Darren Wolfson.

La propuesta de los Wolves habría sido por el máximo salarial; es decir, estaríamos hablando de cuatro años y 110 millones de dólares que se repartirían así: 2019-20 (24,5M), 2020-21 (26,5M), 2021-22 (28,4M) y 2022-23 (30,4M). Para ser exactos estaríamos hablando de un promedio de 27,4 millones por temporada.

Pero Butler quiere más. Siendo agente libre en 2019 podría renovar con Minnesota por un máximo proyectado de cinco años y 190 millones de dólares (38 millones por temporada). Si eligiese cambiar de equipo hablaríamos de cuatro años y 141 millones de dólares (35 millones por temporada). La diferencia entre esperar o firmar ahora es notable.

¿Se lo darán?

He aquí la gran pregunta. Como suele decirse, Butler apuesta por sí mismo por encima del dinero seguro. Si mantiene un gran nivel y se aleja de las lesiones, puede ser que algún equipo se lance a dárselo todo, pero no debemos olvidar que durante el próximo curso cumplirá 29 años y que su estilo de juego supone un gran desgaste –además lo entrena Thibodeau–. Con esos ingredientes será interesante ver quién o quiénes se lanzan para hacerse con sus servicios.

Towns, otro frente

Descartada la opción de cerrar un acuerdo con Butler, Minnesota centrará ahora todos sus esfuerzos en certificar la continuidad de Karl-Anthony Towns, con quien estarían trabajando en una extensión por el máximo salarial, tal y como informa el periodista Mike Scotto del medio The Athletic. En su caso estaríamos hablando de un contrato de cinco años y 157 millones de dólares.