Kevin Durant, y hasta qué punto pretende abandonar los Warriors en 2019

Aficionados a la NBA, sin saberlo, podríamos estar ante la última temporada de en los Golden State , la tercera, y no nos habríamos dado ni cuenta.

El MVP de las dos últimas Finales podría estar meditando de manera bastante consolidada salir de la Bahía en el verano de 2019, como pudo compartir el periodista Marcus Thompson (The Athletic) en la emisora de radio KNBR. Y no se trata de un rumor lanzado con el solo propósito de conseguir eco internacional y nula veracidad informativa. Thompson es uno de los comunicadores mejor informados que siguen la actualidad de los Warriors además de haber sido autor de importantes firmas que han rodeado al equipo, como el libro “Golden”, que habla sobre Stephen Curry y su conversión en uno de los mejores jugadores del planeta.

Thompson, pues, lanzó este terremoto informativo en las ondas de radio y dado el revuelo que causó, tuvo que hacer un artículo aclaratorio en The Athletic. En él escribe que es muy pronto todavía para dar por hecha la marcha de Kevin Durant a final de temporada pero que, basándose en las informaciones a las que ha podido tener acceso a través del entorno del equipo, la posibilidad de fuga de KD podría ser importante.

Si hay tercer anillo

El citado periodista considera que la marcha de Durant podrá estar alimentada por varios supuestos. Por ejemplo que los Warriors volviesen a ganar el anillo. En tal caso, el jugador podría considerar su ciclo en la Bahía completo dados los pocos alicientes que le quedarían por recoger allí: habría ganado ya tres campeonatos en tres años y de momento ha sido MVP de las Finales en las dos ocasiones en las que ha tenido dicha posibilidad. Además de eso, el deseo de volver a liderar un proyecto con sello propio podría también mover a Durant a echar CV lejos de la comodidad del mejor equipo de los últimos años. Hay que tener en cuenta que Kevin llegó a los Warriors y quizá ha sido la pieza más determinante del equipo, sin embargo el grupo ya era ganador antes de su llegada y el hecho de que piezas como Stephen Curry llegasen vía Draft y se cocinasen allí, hace el equipo más de ellos que de Durant. Ésa es la sensación en la liga y también el sentir de los aficionados.

Si hubiese tercer anillo, pues, Kevin Durant podría considerar que es momento de enfrentarse a nuevos retos.

Otra actitud que señala Thompson como delatora del estado emocional de Durant es que durante el Media Day del equipo en esta pretemporada, Durant no cerró ninguna posibilidad y dijo que de cara al año que viene mantiene cualquier opción abierta, que solo quiere disfrutar de la temporada y se tomará las cosas año a año. Tales declaraciones chocan sobremanera con las de hace un año, cuando tenía el mismo contrato en vigor (un año más otro opcional) pero cerraba la posibilidad de plantearse cualquier cosa y se comprometía a ganar muy mucho con los Warriors. Su contrato de uno más uno era solo un formato para mantener móviles sus opciones salariales de año en año. De un mensaje a otro hay solo un año de diferencia y también menor compromiso a futuro.

“Siento como que KD tiene esa vibración dentro”, reconoció el periodista Thompson cuando dio a conocer su percepción en el asunto Durant. “La parte más difícil con Kevin Durant es que no sabemos lo que quiere. Yo no sé lo que quiere pero sé que los Warriors tampoco lo saben. Parece como que ya ha obtenido todo lo que podía obtener de los Warriors y que no esté al cien por cien dispuesto de seguir allí”, pudo añadir.

Opción de jugador y otros destinos

Los Warriors, qué duda cabe, quieren que continúe muchos más años en el proyecto, pero el mango de la sartén está sostenido en exclusiva por Durant, que posee una opción de jugador de 31,5 millones de dólares para salir al mercado el verano que viene; es decir, que si lo desea, será agente libre. Firmará por quien quiera en 2019, así de fácil, por lo que si el run run sigue en su cabeza el próximo mes de  julio, la resolución sería tan sencilla como que firmase por otro equipo. Sin traspasos ni ningún tipo de operaciones de por medio.

La salida de Kevin Durant de los Warriors volvería a producir un cataclismo en la liga, probablemente arrebatando el favoritismo en exclusividad al equipo de la Bahía. KD ha sido uno de los responsables de que la plantilla de Golden State haya podido albergar semejante congregación de talento durante estos años. ¿Cómo? Perdonando algún que otro millón cada año en aras de que el resto de jugadores pudieran también tener un salario elevado acorde a su alto nivel de juego.

La vía New York

Y en el hipotético caso de que Durant estuviese dispuesto a poner fin a su etapa en los Warriors, donde saldría mínimo como bicampeón de la NBA, informaciones de las últimas semanas relacionaron a los New York Knicks como un equipo que nunca ha disgustado al jugador y que podría ser un candidato a ficharle cumplido el supuesto de su marcha. Es el equipo de su padre y la ciudad donde Kevin maneja algunos negocios importantes en su vida, por lo que nada es descartable en este punto.

Así, queda tiempo hasta poder desvelar esta importante incógnita que cambiaría la liga de nuevo y, hasta nueva orden, Kevin Durant sigue en los Warriors y éstos son favoritos absolutos. Pero sí conviene tener presente la información de Marcus Thompson conforme se vaya acercando el final de temporada. Mientras el año que podría ser el del Threepeat comienza, el sinfín de rumores e informaciones sobre el futuro de Durant se acerca. Lo que es seguro es que estudiará todas las opciones y un nuevo anillo podría suponer el fin de su exitoso paso por California.