Knicks y Rockets retoman las negociaciones por Carmelo Anthony

New York y Houston han vuelto a la mesa de negociación para tratar de encontrar un posible acuerdo para que termine en los . La información ha sido adelantada por Adrian Wojnarowski de ESPN.



Al parecer ambos equipos vuelven a buscar un tercer conjunto que pueda facilitar la operación ya que un acuerdo solo entre y Rockets parece inviable. El gran escollo para Houston sería Ryan Anderson, a quien le restan tres años y 60 millones de dólares y es un jugador que no parece interesar a muchos equipos.

Solo a los Rockets

Anthony ha expresado a los Knicks en repetidas ocasiones que solo está interesado en marcharse a Houston, una condición que es imprescindible que se pueda cumplir puesto que el alero posee el derecho contractual de vetar cualquier traspaso en el que no esté interesado.

Los Knicks han tratado de que el alero acepte añadir a algún otro equipo a su lista de destinos favoritos, pero al menos de momento Anthony se ha mantenido tajante: solo desea jugar en Houston junto a y , amigo personal de Anthony dese hace años. La posibilidad de que Anthony estuviese interesado en jugar en Cleveland habría desaparecido cuando Paul aterrizó en Houston y Kyrie Irving pidió ser traspasado.

Retomando negociaciones…

De acuerdo a la información obtenida por ESPN, Rockets y Knicks avanzaron bastante en sus negociaciones cuando Phil Jackson estaba al mando de la franquicia de la Gran Manzana, pero desde que Jackson cesó en sus funciones y fue seleccionado como General Manager las conversaciones se estancaron ante la nueva dirección que se impuso desde New York.

Que apuntan a ser largas

Los Knicks podrían estar decididos a comenzar la temporada con Anthony en sus filas si no llega el acuerdo que ellos esperan, lo que no evitaría que el alero terminase en Houston en algún momento de la temporada antes de que se cerrase el mercado de traspasos en febrero de 2018.

Los Knicks quieren rejuvenecer formando el núcleo de la plantilla pensando en Kristaps Porzingis y Tim Hardaway Jr., pero tampoco están dispuestos a deshacerse de Anthony sin un paquete que convenza lo suficiente. De hecho, ante la imposibilidad de encontrar un buen acuerdo y teniendo en cuenta que Anthony puede vetar cualquier traspaso que no le agrade, desde la directiva de New York se ha intentado que Anthony reconsidere su postura para que vuelva a tener interés en seguir en el proyecto, algo que por el momento no han conseguido.