Kyrie Irving no eligió los Knicks por la desconfianza en su directiva

La decisión de de firmar por los Brooklyn el pasado verano parecía bien madurada, resuelta desde hacía tiempo cuando el 30 de junio se destapó que el base dejaba Boston y se convertía en el nuevo hijo pródigo del Barclays Center. Se había conocido el deseo de Irving de volver cerca de su hogar de infancia, en West Orange (New Jersey), donde residió desde el año 2000 hasta el 2009, cuando recibió la llamada de Duke.

Volviendo a la pasada agencia libre, no solo los Nets, también los New York aparecían como crecientes aspirantes para hacerse con Kyrie Irving. Hasta el propio jugador pudo no tener demasiado claro en algún momento en qué islote del río Hudson quería continuar su carrera; sin embargo, parece que la composición de la directiva y dirección de ambas franquicias, de Nets y , terminó de decidir a Irving por actuar bajo el estandarte de Brooklyn.

“Cuando se trataba de elegir entre los Nets y los Knicks, él estaba algo preocupado con la dirección de los Knicks. Fue algo tan simple como eso”, pudo revelar una fuente cercana a Kyrie Irving y reveló el periodista Frank Isola en un artículo para The Athletic.

Esa desconfianza en las riendas de la organización sobreentendemos que también salpicaba a James Dolan, propietario de los Knicks desde los primeros años de la década del 2000.

La era Dolan

No es de extrañar la reticencia de Irving de formar parte de los Knicks. El equipo neoyorquino alcanzó los playoffs hasta en un pleno de 13 ocasiones entre 1987 y 1999, y desde el año 2000, cuando se produjo la llegada de Dolan, solo ha tocado las eliminatorias por el título en cinco ocasiones. Cinco en casi 20 años.

Para redondear el desastre del pasado verano y temporada en New York, la franquicia traspasó a Kristaps Porzingis confiando que tanto Irving como Kevin Durant tenían muchas posibilidades de actuar como locales en el Madison Square Garden. Al final ninguna de las dos superestrellas deseadas llegó y los refuerzos vía agencia libre fueron Julius Randle, Bonby Portis, Marcus Morris o Wayne Ellington. Que no son malos jugadores, pero una birria comparado con las dos grandes adquisiciones que querían acometerse.

Los Knicks son ahora mismo el segundo peor conjunto de la temporada 2019-20 tras un arranque de 2-9. Paradójicamente, solo los Warriors (2-10) empeoran esos registros en estos momentos.

(Fotografía de portada: Emilee Chinn/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Andrew Wiggins se abona a la treintena