La NBA impide a Dinwiddie convertir su contrato en una inversión digital


La idea del jugador de Brooklyn era vender parte de su contrato a través de tokens para lograr un pago global adelantado

La NBA ha echado por tierra el plan de Spencer Dinwiddie. Según informa Marc Stein de The New York Times, la Liga no permitirá al jugador de Brooklyn Nets convertir su extensión de contrato de tres años y 34 millones de dólares en una inversión digital. La razón esgrimida por la competición de baloncesto norteamericana es que un acuerdo de este tipo está prohibido bajo las reglas de la NBA y el convenio acordado con los jugadores. La norma diría exactamente lo siguiente: “Ningún jugador deberá ceder ni transferir a ningún tercero su derecho a recibir compensación por parte del equipo bajo su contrato de jugador”.

Esta decisión trastoca por completo los planes de Dinwiddie, quien había puesto en marcha su propia compañía para titularizar su extensión de contrato en forma de token digital. El objetivo de dicho movimiento era aumentar su capital y asegurar sus ingresos futuros al convertir su contrato en un instrumento financiero digital. Lo que no estaba claro era cuánto del total del contrato deseaba recaudar por adelantado, pero según Shams Charania de The Athletic, quien adelantó la noticia, sería menos del total.

Sobre ese supuesto arroja datos más específicos Marc Stein, quien señala que Dinwiddie planeaba permitir a los inversores comprar acciones de su acuerdo a través de un token digital con una inversión mínima de 150.000 dólares. Ese movimiento le hubiese revertido en fondos iniciales inmediatos que se calculaban entre 4,95 y 13,5 millones de dólares. Más adelante, los inversores se habrían beneficiado con los pagos de intereses al firmar su siguiente contrato; siempre sobre el supuesto de que este sería superior al actual.

¿Y qué es un token? Pues es un término de moneda digital. En el mundo de las criptomonedas, un token es una ficha virtual que representa un valor y se aloja en la blockchain (cadena de bloques), la cual a su vez es la espina dorsal del protocolo Bitcoin. En el caso particular de Dinwiddie, se trataría de ceder algunos futuros ingresos a cambio de un pago más pequeño previo. Esto permite a Dinwiddie tener más dinero para invertir de forma inmediata.

La decisión de la NBA parece clara, pero Dinwiddie no piensa quedarse de brazos cruzados y espera poder reunirse con ejecutivos de la competición para poder explicarles su idea con más claridad y hacerles cambiar de parecer. Si lo consigue, se convertirá en el primer jugador de la NBA en convertir su contrato en un vehículo de inversión digital.

Hace días, en conversación con Shams Charania, el jugador de la franquicia neoyorquina se mostraba convencido de que su estrategia no sería frenada por la Liga. “¿Qué van a hacer para detenerme? Quiero decir, podrían hacerlo. Pero tendrían que tener la capacidad legal para conseguirlo. ¿Realmente quieres llegar a eso? […] Nada de lo que estoy haciendo es ilegal. Sé que hay mucha información errónea al respecto, como si estuviera intentando crear una moneda o algo así. No estoy tratando de reinventar la rueda y crear un nuevo bitcoin; esto es diferente”. Su postura parece clara, pero la NBA no está de acuerdo.

(Fotografía de Mitchell Leff/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.