La pintura de los Bulls en el escaparate

Joakim Noah no está satisfecho con sus 22 minutos de media esta temporada y haber sido relegado a la segunda unidad. Esta situación se ha dado en parte por sus lesiones y el bajo rendimiento que viene demostrando desde el año pasado. Pero no es el único al que le gustaría gozar de mayor protagonismo en la cancha y con más motivos que el francés para esgrimir sus quejas.

En la pintura de los Chicago y sus inmediaciones se acumulan varios nombres de presente y futuro, a saber: , , , , , además del propio Noah.

Mientras algunos se hallan en el comienzo de su declive (Noah y Gibson con 30 años) o nos prometen una tercera edad dorada (Gasol, con 35), otros se acercan a su mayor nivel. Para desarrollar sus cualidades al completo los minutos son necesarios.

Mirotic, gracias a su pasado europeo en el Real Madrid, venía con el rédito suficiente como para partir con ventaja. Gracias, además, a su versatilidad para defenderse tanto de ‘3’ como de ‘4’, es un comodín de los más usados por Fred Hoiberg. Casi 30 minutos en el parqué por velada.

Menos suerte está teniendo McDermott. Es cierto que su rol nada tiene que ver con el del año pasado, y por fin es una parte importante de la rotación. En lo que llevamos de campaña pisa madera un tiempo aproximado al del francés, 20,6 minutos. Sin embargo, la vuelta de Noah y la irrumpción de Portis —y el regreso de Dunleavy aún pendiente— ha hecho que en enero su bagaje disminuya a los 16.

Y precisamente este último no para de golpear la aldaba del protagonismo con virulencia. Portis ha pasado de no existir en el reparto de minutos a promediar 18 en la última decena de apariciones.

Y Gasol es intocable. Su rendimiento es tan inexplicablemente bueno desde su llegada a Chicago tras la decadencia vaticinada por su recta final en los Lakers, que no puedes prescindir de él demasiado. 31,5 minutos por noche. Demasiados, quizás, para un jugador que conviene mantener fresco para mayo.

Hueco para Portis

En esta coyuntura, en las altas esferas de los Bulls entienden que deben centrarse en la evolución de su valor más prometedor: Bobby Portis. Según fuentes de la liga, en la Windy City no hay nadie bajo los aros a salvo de un posible traspaso con tal de que esto suceda. Ni siquiera el catalán. Así lo indica Ric Bucher, de Bleacher Report, 

El objetivo sería buscar joven talento casi de cualquier tipo y posición. Desde aleros con poderío defensivo hasta power forwards con años de baloncesto por delante. Todo ello encaminado a que su rookie de la pintura no vea obstaculizado su crecimiento.

El ex de los Razorbacks, a sus 20 años, maneja, en 15,5 minutos y 17 encuentros disputados, cifras de 7,2 puntos, 4,8 rebotes y 1,4 tapones.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Drake y Kevin Hart estarán en el All-Star

Otra lucrativa canasta desde medio campo

Siguiente