La prioridad de Chicago para el verano es un base titular


Kris Dunn no convence en Illinois

Como cuando el contenido de una sartén ha de cocerse a fuego muy, muy lento para poder estallar la boca de los visitantes, la reconstrucción de los Chicago Bulls lleva varias horas en la cocina; días incluso, pero todavía no está lista. Dista mucho de estarlo, de hecho. Los ingredientes que se han ido descubriendo por el camino podrían hacer un plato de estrella Michelín pero todavía es pronto para avecinar semejante éxito dado que el equipo de Jim Boylen está completando una temporada de 14-44 hasta el parón generado por el All-Star.

Jóvenes con proyección pero muy lejos de poder competir por cualquier reto cercano. Esa es la realidad en los Bulls ahora mismo, pero lo que sí tiene claro la organización de Illinois es cuál tiene que ser su siguiente adquisición cuando empujen de nuevo el carro hasta un centro de productos frescos.

Con Wendell Carter Jr., Lauri Markkanen y Zach LaVine como productos estrella en la carta, los Chicago Bulls tienen como siguiente objetivo incorporar un base titular el próximo verano, según pudo informar el periodista Joe Cowley del Chicago Sun-Times.

Kris Dunn era el jugador con tal rango esta temporada, sin embargo su rendimiento no ha convencido al alto mando de los Bulls para el futuro. Quieren incorporar otro jugador para que pueda igualar, acercarse o superar el nivel que proyectan ya el resto de piezas importantes del incipiente proyecto.

Las lesiones de Dunn

Las constantes lesiones y el rendimiento irregular de Dunn resultan puntos de demasiado riesgo que no convencen a Chicago para apostar por él de cara a los años que están por venir.

Dunn, que promedia 11,7 puntos y 6,5 asistencias en su tercer año en la liga, ha disputado 31 encuentros de un total de 58 posibles esta curso. El resto se los perdió por diferentes molestias físicas que todavía le persiguen en este tramo de la temporada.

El pasado curso Dunn ya se tuvo que ausentar de hasta 30 encuentros debido a molestias de diferente naturaleza.

El base, de 24 años, puede permanecer en los Bulls la temporada que viene debido a una opción de equipo que contempla su contrato (5,3 millones) y después, en 2020, podrá ser ya agente libre. Es de esperar que Chicago ejecute dicha opción debido al poco dinero que le costaría mantener a Dunn en su plantilla el próximo curso. Sin embargo, ahora mismo no es nada realista pensar que apostarán duro por él, a largo plazo, cuando salga al mercado de jugadores libres.

En el Draft

Dado que Chicago no es un destino demasiado atractivo para agentes libre en este momento, una posibilidad creciente es que los Bulls refuercen su puesto de base a través del Draft. Muy mal le tienen que caer a la suerte en Illinois para no obtener una muy buena ronda en el próximo certamen, y ahí un jugador como Ja Morant (Murray State) puede ser una elección interesante. El citado base parece ser uno de los point guards más destacados de la generación potencialmente elegible en el Draft 2019.

(Fotografía de portada: Matthew Stockman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.