Las “improbables” opciones de Boston de acometer un super fichaje

es muy inteligente. Probablemente de los ejecutivos de la liga que más veces haya corroborado con sus acciones esta afirmación. Anoche volvió a tirar de experiencia cuando le preguntaron si los están listos para acometer un fichaje tan mediático como los de Kyrie Irving y Gordon Hayward el año pasado. Ainge, en lugar de crear expectativas, optó por tirar el castillo de naipes de las fabulaciones sobre llegadas de tal estilo.

“Si sintiera que [una gran operación] fuera a ayudar a nuestro equipo, exploraríamos cualquier traspaso de jugadores que tengan cierta magnitud de superestrella, de jugadores que apuntan a ser Hall of Fame”, empezó arguyendo Ainge, en declaraciones recogidas por ESPN. “Echaremos un vistazo a cómo está la situación, pero eso es todo. Creo que estas cosas ahora son improbables”.

Ahora mismo en Boston están armados con algunos de los mejores talentos jóvenes de la liga, así como futuras elecciones del Draft; sin embargo, en cuanto se supo que los Spurs ya se habían hecho a la idea de que no había forma de retener a Kawhi Leonard, los Celtics fueron, junto a los Lakers, los dos primeros equipos que salieron en todas las informaciones sobre poder hacerse con Leonard.

“Estoy contento. Tenemos un montón de jugadores que gustan a la gente y les quieren. Es una gran sensación. No siempre se dan estas situaciones, y esa es la razón por la que estamos contentos con nuestros chicos. Tenemos un montón de talento. Estoy ilusionado por ver nuestro siguiente paso hacia delante”, agregó.

De hecho, Ainge respondió con un rotundo “sí” cuando se le preguntó si veía a estos Celtics, tal cual están, como contendientes al anillo: “Ya sentía eso el año pasado en el training camp. No creía que fuéramos los favoritos, pero sí que fuésemos un contendiente”.